Jubilación

Tasa de sustitución: no cobraré lo mismo al jubilarme

4 abril, 2017
Tasa de sustitución: no cobraré los mismo al jubilarme

Nadie queremos perder nivel de vida cuando nos jubilemos y para ello pretendemos que nuestra pensión de jubilación sea igual a los ingresos que teníamos como trabajadores en activo. Veamos cual es la tasa de sustitución en España.

Entendemos por tasa de reemplazo o de sustitución –se denomina de ambas maneras- la proporción de ingresos que uno  recibe al jubilarse en comparación a lo que cobraba estando en activo. Es decir, cuanto más elevada sea esta tasa, menor pérdida de poder adquisitivo hay en el momento de la jubilación.

Con la actual tasa de sustitución la pérdida de poder adquisitivo al llegar a la jubilación supera el 25%

Junto a Austria, España es el miembro de la OCDE y de la Unión Europea que ofrece una mayor tasa de sustitución dentro del sistema público, un 73,9% frente al 40,6% de media de la OCDE.  Si bien se considera muy elevada, hace solo tres años lo era más ya que ascendía al 81,2%, de manera que antes los trabajadores con un sueldo medio perdían menos del 20% de sus ingresos al retirarse, sin embargo ahora la pérdida supera el 25%.

Hay que tener en cuenta que en nuestro caso el dato se refiere solo a la aportación del sistema público de pensiones, mientras que en otros países la tasa se deriva de la contribución de sus sistemas de previsión obligatorios (tanto públicos como privados) y de sistemas de previsión voluntaria. De hecho, la tasa de sustitución media en la OCDE es del 68%, del que casi el 41% corresponde al sistema público y 27% al privado (13% obligatorio y el 14% voluntario).

Así, entre los países europeos con menor aportación del sistema público en el momento de la jubilación se encuentran Dinamarca u Holanda, si bien en estos casos se compensan los ingresos con las aportaciones a sistemas complementarios hasta lograr tasas de reemplazo muy altas.

Precisamente en la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones, Inverco, aseguran que nuestra tasa de sustitución sería aún más elevada si se aplicaran otras medidas de ahorro, y proponen la de un sistema de capitalización complementario al sistema público de pensiones, lo que elevaría en cinco puntos porcentuales la tasa de sustitución en el momento de la jubilación, es decir, incrementaría el poder adquisitivo de los pensionistas.

Y es que con las sucesivas reformas del sistema la tendencia es que nuestras pensiones vayan decreciendo y si ahora la tasa de reemplazo es de ese 73,9%, en unos años sea muy inferior. De hecho los expertos calculan que podría ser de solo el 45% en 2050.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *