Jubilación

Superman versus Doomsday: la tasa de paro contra el Sistema de Pensiones

5 mayo, 2016

Doomsday fue uno de los rivales más temible de Superman. El único cuyas habilidades y poderes estaban a la altura del hombre de acero y que estuvieron a punto de destruir la tierra en uno de los enfrentamientos más épicos que se recuerdan del superhéroe de Krypton.

En España los últimos años se está viviendo una batalla tan épica como aquella. La tasa de paro de más del 20%, –y que llega a triplicarse en edades tempranas– arremete sin piedad con el sistema de pensiones público, que amenaza con destruirse.

A finales de abril, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, se hizo eco de esta problemática y advirtió que el paro de larga duración que está sufriendo España está afectando a la capacidad de financiar el sistema público de pensiones.

“Si con nuestros parámetros demográficos, que son muy malos y no se pueden modificar por decreto, tenemos además un paro estructural tan elevado, la posibilidad de financiar el sistema público de reparto de pensiones se diluye, se agrava”, destacó el gobernador.

Además, Linde hizo hincapié en el otro ángulo que ofrece la problemática de un elevado paro: la relación con el déficit, y recalcó que el déficit no puede ser la solución a las pensiones.

Linde lo reconoció: “No hay gasto público más importante que las pensiones”.

Pero además el paro también está afectando al sistema privado. Según los datos recabados por el Observatorio de Pensiones de Caser el 62,10% de la población española asegura no poder ahorrar debido a problemas de índole laboral, tales como paro o sueldos bajos.

Sin la certeza de poder contar con un sistema de pensiones público en el futuro y con la imposibilidad de la sociedad a ahorrar, al estar embarcada en una sucesión de problemas económicos, la jubilación de los españoles no se dibuja como el paraíso soñado.

Por ello aunque suponga un esfuerzo, debemos comenzar a guardar en la hucha en cuanto sea posible porque nunca se sabe cuando, por circunstancias ajenas, no podremos hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *