Jubilación

¿Sigue existiendo el Régimen Especial de Clases Pasivas?

6 diciembre, 2019
¿Sigue existiendo el Régimen Especial de Clases Pasivas?

Algunos funcionarios no tienen las mismas condiciones de jubilación que los trabajadores del Régimen General. Estas peculiaridades se dan en el Régimen Especial de Clases Pasivas del Estado, encargado de otorgar pensiones de jubilación, incapacidad permanente, viudedad y orfandad a una parte de los empleados de las Administraciones Públicas.

Afecta básicamente a funcionarios de carrera de carácter civil de la Administración del Estado y de Justicia, incluso a los transferidos a las comunidades autónomas como los maestros o profesores de Universidad, o de las Cortes Generales y otros órganos constitucionales o estatales, si su legislación lo prevé.

Además, afecta al personal interino que haya sido nombrado funcionario con anterioridad al 1 de enero de 1965 y haya percibido un sueldo con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, así como a distinto personal militar de carrera, naval, de tropa y marinería, etc. Los ex presidentes, vicepresidentes y ministros del Gobierno también se rigen por él.

Este régimen se financia con aportaciones de los Presupuestos Generales del Estado y de los afiliados

Este régimen se financia con aportaciones de los Presupuestos Generales del Estado y de los afiliados y sus prestaciones son muy similares a las de la Seguridad Social, con algunas salvedades. Sin embargo a este Régimen especial no se incorporan nuevos miembros desde el 1 de enero de 2011, fecha en la que se decidió que todos los funcionarios pasaran a acogerse al Régimen General de la Seguridad Social, por lo que en unas décadas se extinguirá.

Para todos estos funcionarios la edad ordinaria y obligatoria de jubilación es de 65 años, algo que no ocurre con los trabajadores por cuenta ajena o autónomos, que pueden prolongar la vida laboral si así lo deciden. Sin embargo, hay algunos empleados públicos, los incluidos en las clases pasivas, que pueden prorrogar su vida laboral hasta los 70 años como mucho. Otra diferencia respecto a los trabajadores por cuenta ajena es que se pueden acoger a la jubilación anticipada a partir de los 60 años si han trabajado para el Estado un mínimo de 30 años.

También haydiferencias con respecto al resto en que no es necesario estar en activopara cobrar la jubilación. En el caso de trabajadores sujetos a esos otrosregímenes es necesario acreditar un mínimo de dos años de cotizaciones en elintervalo de quince años inmediatamente anteriores al acceso a la jubilación,pero para las clases pasivas no.

Existe una web del Ministerio de Hacienda en la que se pueden resolver todas las dudas que surjan a los afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *