Jubilación

¿Retrasar la edad de jubilación es bueno para nuestra salud?

25 febrero, 2020
¿Retrasar la edad de jubilación es bueno para nuestra salud?

El debate sobre la viabilidad del sistema de pensiones actual lleva encima de la mesa varios años. Es un hecho que el aumento de la esperanza de vida y la disminución de la natalidad -con su consiguiente envejecimiento de la población- complica el futuro del sistema. Eso, sin olvidar que la crisis financiera ha dado alas a los defensores de que la edad oficial de retiro debería crecer más. Con ello, de momento el retraso de la edad de jubilación ya es una realidad.  

Actualmente nos encontramos en una fase de incremento gradual de la edad de jubilación. Desde los 65 años y 10 meses actuales, hasta que en 2027 quede fijada en los 67. Una medida que no ha caído bien en gran parte de la sociedad. Pero, ¿y si además de los razonamientos económicos hubiese un motivo de salud?

Retrasar la edad de jubilación alarga la esperanza de vida, según Journal of Epidemiology & Community Health

Journal of Epidemiology & Community Health estudió a casi 3.000 estadounidense de los conocidos como Generación U (los que no se retiran), durante 18 años. En su investigación percibió que el riesgo de fallecer por cualquier causa durante el periodo de estudio fue un 11% menor entre las personas que habían retrasado un año la jubilación (hasta los 66 años) y que descendía aún más entre quienes se jubilaban entre los 66 y los 72 años. En concreto, a los 70, el riesgo era un 44% inferior y a los 72, un 56%. 

Esta realidad, según la publicación estadounidense, se producía el deceso independientemente del género, el estilo de vida, la educación, los ingresos o la ocupación. Finalmente, los autores concluyeron que “anticipar la jubilación puede ser un factor de riesgo para la mortalidad y una vida laboral prolongada puede proporcionar beneficios para la supervivencia entre los adultos en Estados Unidos”.

Otro estudio de la Universidad de Columbia afirmó que “la jubilación puede deteriorar la capacidad cognitiva” y que la motivación que implica el hecho de realizar una actividad laboral, y la interacción social que conlleva, contribuyen a mantener una mente saludable. Sin olvidar la investigación del Institute of Economic Affairs que afirmó que la jubilación incrementa en un 40% las probabilidades de que una persona caiga en depresión.

Con estos datos, ¿te sigue resultando tan amargo retrasar la edad de jubilación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *