Jubilación

¿Puedo cobrar dos pensiones si coticé como autónomo y como asalariado?

18 septiembre, 2020
¿Puedo cobrar dos pensiones si coticé como autónomo y como asalariado?

El mercado laboral de los últimos años ha hecho que cada vez resulte más común jubilarse habiendo trabajado por cuenta propia y por cuenta ajena, es decir como autónomo y como asalariado. Si este es tu caso, te contamos como afectará esta situación a tu futura pensión y qué requisitos debes cumplir para cobrar dos pensiones a la vez.

Lo primero que hay que tener claro es la edad legal de acceso a la jubilación. Para poder jubilarse con 65 años en 2020 es necesario haber cotizado 37 años o más. Mientras que si se han cotizado menos se debe esperar a tener 65 años y 10 meses. La clave para calcular esos años se encuentra en los periodos que se hayan trabajado en cada modalidad, lo que técnicamente se conoce como “periodo cotizado computable”. 

Para poder acceder a la pensión pública es necesario haber cotizado un mínimo de 15 años

Para ello se suman las cotizaciones a la Seguridad Social de cada uno de los dos regímenes. Así, una persona que haya comenzado su carrera laboral trabajando para una empresa durante 22 años y luego se haya independizado por su cuenta, cotizando como autónomo durante 15 años más, contabilizará 37 años y podrá jubilarse con 65 años. 

Ahora bien, si antes de independizarse decidió compatibilizar las dos cotizaciones durante dos años, esos dos años no se contarían y solo se llevarían 35 años cotizados. Lo que si se sumarían serían las bases. De tal manera que si como asalariado cotizó por 1.800 euros y como autónomo por la base mínima (944,35 euros), la base de esos dos años sería de 2.744,35 euros. 

En el caso de querer cobrar dos pensiones a la vez (la de autónomo y la de salariado) resulta obligatorio encontrarse en situación de alta o asimilada al alta en los dos regímenes en el momento que se accede a la jubilación, es decir estar trabajando como asalariado y autónomo. O, en caso contrario, haber cotizado en ambos regímenes, como mínimo, 15 años de forma superpuesta. 

En cualquier caso, para poder acceder a la pensión pública es necesario haber cotizado un mínimo de 15 años y que, al menos, dos de ellos se encuentren en los 15 años anteriores a la edad de jubilación. Si no se cumplen los requisitos en el último régimen cotizado, la pensión se reconoce con los datos del régimen anterior. Si tampoco se cumpliesen los requisitos, la jubilación pasa a calcularse con los datos del régimen en el que se hayan cotizado más años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *