Jubilación

Plazos para cobrar un plan de pensiones

19 junio, 2018
Plazo para cobrar un plan de pensiones

Ahorramos para tener cuando nos haga falta y eso ocurre con los planes de pensiones, que se suscriben para poder acceder al dinero bien cuando nos jubilemos, bien cuando nos afecte alguno de los otros supuestos que nos permiten rescatar nuestro ahorro. Pero, ¿cuánto se tarda en cobrar el dinero?

Según indican los expertos de Caser, “por norma general, el reglamento del plan de pensiones establece un plazo máximo de siete días hábiles para liquidar la solicitud de prestación de un plan de pensiones a partir del momento del que se dispone de toda la documentación”.

Para los planes de pensiones individuales, generalmente el plazo máximo es de siete días hábiles

Es decir, una vez que la entidad con la que contratamos el producto de ahorro personal tiene toda la documentación necesaria, y correcta, que acredita que tenemos derecho a cobrar el plan de pensiones, no pasarán más de siete días hábiles hasta que nos llegue el pago. En el caso de los clientes de Caser, reciben generalmente su dinero a los 2 días y medio.

Aquí hay que aclarar que la documentación no será la misma si queremos rescatar el dinero porque nos hemos jubilado, o si nuestro caso es que nos hemos quedado en paro, tenemos una enfermedad grave o necesitamos saldar nuestra hipoteca por riesgo de embargo. Esos supuestos de rescate hay que acreditarlos convenientemente.

No obstante, también hay que señalar que a los mencionados siete días de plazo máximo habituales, hay una  excepción, “y es en el caso de planes de empleo y asociados de prestación definida para la jubilación, dónde se podrán extender el plazo hasta 30 días, cuando así se justifique por necesidad de intervención de terceras personas o entidades en la cuantificación del importe a liquidar”, recuerdan en la aseguradora.

Por planes de prestación definida se entienden aquellos productos en los que se conoce de antemano lo que se va a percibir y en función de ese objetivo se modula la aportación. Por el contrario, en los planes de pensiones de aportación definida –los más comunes en España- la cuantía de las aportaciones a realizar por el partícipe (o el promotor si es un plan de empresa) se encuentra previamente definida. Las prestaciones, por su parte, se cuantificarán en el momento en que tenga lugar la contingencia, en función de la capitalización de las aportaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *