Jubilación

¿A qué llamamos rescatar un plan de pensiones?

5 septiembre, 2017
¿A qué llamamos rescatar un plan de pensiones?

Una de las acepciones de la RAE para la palabra rescatar es la de recuperar para su uso algún objeto que se tenía olvidado, estropeado o perdido. Llevado a la terminología de los planes de pensiones, llamamos rescatar al acto de recuperar el dinero invertido en este vehículo de inversión destinado al ahorro de cara a la jubilación.

Ahora bien, existen varias maneras de rescatar nuestro plan de pensiones: en forma de renta, es decir recibiendo una cantidad fija todos los meses o años durante un periodo de tiempo determinado; recuperando todo el dinero de una sola vez, es decir, en forma de capital, o combinando las dos opciones anteriores.

A la hora de cobrar nuestro plan de pensiones debemos tener en cuenta el cómo y el cuándo hacerlo

A la hora de escoger, es importante tener en cuenta que el dinero que no hemos pagado a Hacienda mientras hemos estado ahorrando por haber deducido nuestras aportaciones del IRPF, vamos a tener que abonarlo en el momento que comencemos a recibir lo acumulado en esta hucha a lo largo de los años.

Esto quiere decir que si decidimos recibir nuestros ahorros en forma de capital (de una sola vez), todo el efecto fiscal del rescate se concentrará en un único ejercicio, mientras que si lo hacemos en forma de renta, el pago a Hacienda se distribuye en varios años. Escoger una opción u otra depende de las condiciones de cada persona y siempre es aconsejable acudir a un experto.

Otra pregunta que suele hacerse la gente es cuándo podrán rescatar su plan de pensiones. La finalidad de este instrumento de ahorro, como ya hemos dicho es la jubilación, por lo que si las circunstancias lo permiten es cuando deberemos hacerlo.

Pero existen otros supuestos para adelantar el cobro de nuestros ahorros, entre ellos el desempleo de larga duración, encontrarse en situación de desahucio, padecer una enfermedad grave o, a raíz de la última reforma, contar con una antigüedad de al menos, 10 años.

Otro dato, aunque nos jubilemos no tenemos porqué rescatar nuestro plan y tendremos derecho a seguir realizando aportaciones hasta que queramos… siempre que no hayamos empezado a cobrarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *