Jubilación

Jubilados japoneses: ¿mejor en la cárcel?

11 abril, 2017
Los jubilados japoneses buscan entrar en la cárcel

Lo lejano y diferente siempre atrae. Japón, por ejemplo, es un país que en Occidente despierta admiración e incluso envidia por su atractiva cultura, desarrollo tecnológico o impecable organización. Sin embargo, para los jubilados japoneses no parece que sea un paraíso.
Y es que pese a tener una sociedad rica en comparación con otros países, hay jubilados japoneses que han perdido buena parte de su nivel de vida al acceder a la jubilación, que en Japón es a los 65 años (edad legal) con el requisito de haber cotizado al menos 40 años para acceder a la pensión máxima.

Los gastos medios de un jubilado son un 25% superiores a la pensión básica que reciben

En concreto, los gastos medios de un jubilado son un 25% superiores a la pensión básica que reciben del Estado (tienen una tasa de sustitución del 35,6%), que es de 780.000 yenes anuales (unos 7.000 euros). Además, un 40% de las personas de avanzada edad vive sola.

La alarma ha saltado después de conocer un dato realmente preocupante: alrededor de un 35% de los hurtos en tiendas japonesas corre a cargo de personas mayores de 60 años de edad, muchos de los cuales son reincidentes.
¿A qué se debe? Han sido muchos los analistas que han sugerido que las personas de la tercera edad cometan estos delitos con el objetivo de terminar en la cárcel y de esta manera mejorar sus condiciones de vida ya que allí se les provee de comida y asistencia sanitaria gratuita.

Un auténtico problema si tenemos en cuenta que en el país asiático la esperanza de vida al nacer para una mujer supera los 87 años, mientras que el caso de los hombres es de 82 años. De hecho, Japón, con 83,1 años de media, ocupa la segunda posición en esperanza de vida.

Además hay que pensar que, según la tendencia demográfica, en 2060 el 40% de la población japonesa tendrá más de 65 años. Una situación que llevó a Taro Aso, responsable del área económica, hace unos años a pedir a los ancianos del país que “se den prisa en morir” para que de esta manera el Estado no tenga que pagar su atención médica.

No obstante los problemas económicos no parece que sólo afecten a los jubilados japoneses, sino que es general ya que el 60% de los nipones tiene dificultades para cubrir sus gastos mensuales, según una encuesta publicada por el Gobierno, que achaca este alto porcentaje al encarecimiento de los bienes básicos por encima de las subidas salariales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *