Jubilación

Jubilación… hay más de una

8 noviembre, 2018
Tipos de jubilación

Detrás de la palabra jubilación, para unos una alegría y para otros una tristeza, se esconden muchas situaciones diferentes en función de la edad, los años cotizados o las ganas de dejar de trabajar. Vamos a repasar de qué diferentes maneras uno puede pasar al retiro.

Jubilación ordinaria: es la que corresponde al trabajador que cumpliendo determinados requisitos cesa en el trabajo como consecuencia de su edad. Actualmente la edad legal de jubilación es de 65 años y medio, una edad que va subiendo de forma progresiva hasta que se alcancen los 67 años en 2027. Además, hay que haber cotizado como mínimo 15 años, dos de ellos en la última década.

Detrás de la palabra jubilación se esconden muchas situaciones diferentes en función de la edad, los años cotizados o las ganas de dejar de trabajar

Jubilación anticipada: así se denomina al retiro que se produce antes de la edad legal. Como hemos contado en otras ocasiones, hay que cumplir también una serie de requisitos y la pensión se ve reducida en función de los meses o años de adelanto.

Prejubilación: se utiliza este concepto para referirse a las salidas pactadas con una empresa en los años previos a la jubilación. No hay requisitos fijos, solo los acordados con el contratador. Dependiendo de diferentes circunstancias, será la Seguridad Social o la compañía la que asuma el tiempo en el que estén desempleados antes de la edad legal de jubilación.

Jubilación parcial: en esta situación el trabajador reduce su jornada laboral y comienza a cobrar la parte proporcional de la pensión que le corresponda. Actualmente esta opción está disponible a partir de los 61 años y 11 meses, con un mínimo de 33 años cotizados.

Jubilación diferida: esta es la posibilidad que tienen parte de los trabajadores que no quieren pasar a ser jubilados pese a tener la edad legal. Se sigue cotizando y  por cada año más completo de cotización la pensión se incrementará un mínimo del 2%.

Jubilación activa: está pensada para aquellos que quieren seguir trabajando después de jubilarse, cobrando su salario y al mismo tiempo la mitad de la pensión a la que tienen derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *