Jubilación

Cómo llegar a final de mes cuando te jubiles

7 febrero, 2017
Cómo llegar a final de mes cuando te jubiles

Las noticias no son muy optimistas y todo apunta a que la cuantía de las pensiones públicas irá descendiendo. Sin embargo, si eres previsor y todas algunas decisiones con suficiente antelación no tendrás problema para llegar a final de mes cuando te jubiles.

  1. Calcula tus necesidades futuras

Ante todo hay que preguntarse qué nivel queremos mantener cuando nos hayamos retirado y cuanto nos costará. Para ello tienes que tener algunas cosas claras y al mismo tiempo cierta  imaginación. ¿Cómo te ves dentro de 10, 20 o 30 años? Ten en cuenta los gastos que ya no tendrás: por ejemplo, la hipoteca, la manutención de los niños, la Universidad de tus hijos o los gastos derivados de ir a trabajar (desplazamiento, ropa, etc). Y piensa en tus nuevas necesidades: mayores gastos en salud, si requerirás  asistencia o quizás gastarás más en ocio (al tener más tiempo libre tendrás más posibilidades de, por ejemplo, viajar).

Echa tus cuentas. Quizás creas que con lo que recibirás de pensión –recuerda que no tiene por qué ser la misma cantidad que estás cobrando ahora de sueldo, al contrario, lo más probable es que la cuantía sea menor- podrás seguir viviendo con confort, pero no está de más pensar en algún tipo de complemente económica para asegurarte el máximo bienestar.

  1. Empieza a ahorrar cuanto antes

Este es el principal consejo de los expertos. Comenzar  a ahorrar antes permite llegar a un mismo objetivo de capital destinando menos dinero. Si asumes el hábito pronto, y guardas de forma constante pocos euros conseguirás acumular más capital que si ahorras más euros pero durante menos años. Y es que el dinero cunde más, ya que lo que va rentando pasa a formar parte de la cantidad que se toma en cuenta para volver a calcular la rentabilidad. Es decir, cuesta menos ahorrar.

Comenzar  a ahorrar antes permite llegar a un mismo objetivo de capital destinando menos dinero

Otra de las ventajas principales es que cuanto más joven seas, mayor nivel de riesgo puedes asumir. Recuerda que en teoría, cuanto más te arriesgues, más puedes ganar. Por el contrario, si tus inversiones han sido equivocadas, más tiempo por delante tienes para recuperarte.

  1. Elige bien el vehículo de ahorro y revísalo periódicamente

Ya hemos explicado en diversas ocasiones por qué los planes de pensiones o Planes de Previsión Asegurados (PPAs) son los mejores productos para ahorrar de cara a la jubilación. Sin embargo el abanico de ofertas es muy amplio, así que hay que saber elegir bien. Y para hacerlo es esencial saber en qué momento vital te encuentras. Si eres joven podrás asumir más riesgo que si eres más mayor y te quedan menos años para la jubilación.

Una vez que ya lo tengamos suscrito, revisa su marcha periódicamente y recuerda que si no estás conforme con su rentabilidad, comisiones o atención por parte de la entidad que te lo ofreció, puedes cambiar de plan sin ningún coste y las veces que creas necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *