Jubilación

¿Cotizan para la jubilación los periodos de vacaciones?

14 agosto, 2020
¿Cotizan para la jubilación los periodos de vacaciones?

Para poder acceder a la pensión de jubilación en España se exige haber trabajado, como mínimo, 15 años. De ellos, dos deben estar dentro de los últimos 15 años anteriores al retiro. Pero si se quiere obtener una pensión por el 100% de la base reguladora, en 2020, resulta necesario haber cotizado 37 años y tener 65 años cumplidos. Es por ello, que a la hora de contabilizar los periodos cotizados un solo día puede marcar la diferencia. A la hora de realizar esa cuenta pueden surgir dudas, y entre ellas, una de las más recurrentes tiene que ver con los periodos de vacaciones.

¿Cotizan las vacaciones para la jubilación? La respuesta es sí. Además, lo hacen de la misma forma que si esos días se hubiese estado trabajando. Sin embargo, existen algunas particularidades que hacen que esta situación cambie. Entre ellas, la más recurrente es cuando la relación entre el empleado y la empresa se da por finalizada cuando todavía quedan días de vacaciones por disfrutar. 

Los periodos de vacaciones sí cuentan a la hora de realizar los cálculos de los días cotizados para cobrar la pensión de jubilación

Cuando se termina un contrato laboral, los periodos de vacaciones no disfrutados, que deben ser retribuidos por la empresa, son considerados dentro de la situación asimilada al alta. Con ello, los derechos de los trabajadores y sus cotizaciones son respetados aunque ya no formen parte de la empresa. De este modo, estos periodos son contabilizados para el futuro cálculo de la pensión. 

Eso sí, esta cotización se considerará una cotización complementaria, ya que es objeto de liquidación, y como tal, formará parte de una base de cotización independiente, que engloba todos los conceptos, es decir, contingencias comunes, desempleo, contingencias profesionales, formación profesional y FOGASA. 

Además, esta cotización complementaria comprende, según la Seguridad Social, “los días de duración de las vacaciones, aun cuando alcancen también el siguiente mes natural o se inicie una nueva relación laboral durante los mismos, sin prorrateo alguno y con aplicación, en su caso, del tope máximo de cotización correspondiente al mes o meses que resulten afectados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *