Jubilación

Cobrar el plan de pensiones en la jubilación anticipada

5 julio, 2018
Cobrar el plan de pensiones en la jubilación anticipada

Los planes de pensiones son cada vez más líquidos -es decir, fáciles de rescatar antes de que se haga efectiva la jubilación ordinaria o el fallecimiento del partícipe- gracias a que la ley ha ido adaptando este tipo de producto de ahorro a las circunstancias sociales y económicas que se han ido produciendo en el país. Por ejemplo, que cada vez más gente se acoge a la jubilación anticipada.

Si te vas a jubilar anticipadamente y quieres contar con tus ahorros, lo tienes más fácil que nunca. La normativa establece que puedes acceder a tu ahorro privado a partir de los 60 ó 45 años, pero es imprescindible que esté especificado en el contrato del plan de pensiones y cumpliendo ciertos requisitos.

En el primer caso, es preciso estar dado de baja de todo tipo de actividad laboral que requiera el alta de la Seguridad Social (en definitiva, que se haya dejado de trabajar), y no reunir aún las condiciones necesarias para la prestación pública, como la edad o los años cotizados mínimos exigidos. (Consulta al detalle los requisitos aquí).

En el segundo caso, es decir, a partir de los 45 años, la persona deberá acreditar una minusvalía.

Es preciso estar dado de baja de todo tipo de actividad laboral y no reunir aún las condiciones necesarias para la prestación pública

Entre los últimos supuestos de liquidez aprobados por el Gobierno hace pocos años está también la posibilidad de rescatar nuestro plan privado sin necesidad de estar jubilado cuando se cumplan 10 años de las primeras aportaciones. Esta opción está vigente desde 2015; por tanto, quienes contrataran un plan de pensiones en 2015 podrán acceder al mismo sin ningún tipo de traba en 2025. Serán los primeros beneficiados de esta disposición.

Otras situaciones que permiten el rescate anticipado de las aportaciones destinadas a la jubilación es el desempleo de larga duración y una enfermedad grave. También se abren ventanas de liquidez extraordinarias para momentos extremos como el desahucio de la vivienda.

Es conveniente acudir a un asesor o a nuestro gestor en caso de que no se dominen este tipo de situaciones, porque solo un experto nos dirá la mejor manera de recibir nuestro dinero para que fiscalmente resulte más ventajoso.

En cuanto a la prestación pública en la jubilación anticipada, para acceder a ella se establecen dos hipótesis: el cese voluntario y el no voluntario. En ambos casos el importe se verá reducido dependiendo del periodo que se haya cotizado a la Seguridad Social. Además, se establecen una serie de condiciones.

1 comentario

  1. Juan jise dice:

    Me júbilo definitivamente con 64 años ¿puedo rescatar mi plan de pensiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *