Jubilación

Así calculan las pensiones en Europa

17 agosto, 2017
Así calculan las pensiones en Europa

Todos somos europeos pero no siempre hacemos las cosas igual. Y eso se ve claramente si analizamos  los distintos sistemas de pensiones y los planteamientos de cada país para dar derecho a una prestación por jubilación a sus ciudadanos.

En el modelo anglosajón aplicado en el Reino Unido e Irlanda (también es similar al estadounidense y australiano) la prestación se determina en función de las bases reguladoras que dependen de las cotizaciones, pero también se tienen en cuenta el patrimonio y otros ingresos del beneficiario. Así, hay límites máximos y mínimos tanto en las prestaciones como en los complementos. La actualización de las pensiones se hace en función del IPC y la subida de los salarios.

En países del centro de Europa se permiten hacer cotizaciones voluntarias extras para completar la pensión.

En países de Europa Central como Alemania, Francia o Polonia hay establecidos periodos de cotización mínimos para poder cobrar una prestación y muchos años de cotización si se quiere alcanzar la pensión máxima. Eso sí, se permiten hacer cotizaciones voluntarias extras para completar la pensión.

Esta se calcula en función de una base reguladora que puede abarcar incluso toda la vida laboral, no teniéndose en cuenta qué patrimonio u otros ingresos puede tener el beneficiario. También en este modelo las prestaciones se actualizan en función de la inflación, los salarios o una combinación de ambos, si viene es cierto que se aplican cada vez más factores de sostenibilidad para limitar el efecto del IPC.

En cuanto a los países nórdicos, en Suecia, Dinamarca u Holanda, es imprescindible haber residido o trabajado en estos países durante un periodo mínimo para acceder a la pensión básica y luego otro número de años para tener derecho a la complementaria.  De hecho, las pensiones se calculan en función del periodo de residencia en el país o de trabajo y teniendo en cuenta la situación familiar. Y las prestaciones se actualizan en función del IPC o los salarios.

En cuanto a Europa del Sur, en España, Italia o Portugal, la pensión se obtiene a partir de una base reguladora basada en un periodo que cada vez abarca más año, de hecho la tendencia es ir hacia toda la vida laboral. Estos sistemas se diferencian de otros por tener prestaciones no contributivas, es decir aquellas que reciben quienes no han cotizado el mínimo obligatorio o ni siquiera lo han hecho.

Las pensiones se actualizan en función de  un índice concreto, no necesariamente el IPC. Puede ser el crecimiento del PIB o el índice de revalorización de las pensiones públicas que se aplica en nuestro caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *