Jubilación

Apúntate al envejecimiento activo

18 noviembre, 2020
envejecimiento activo

La Organización Mundial de la Salud (OMS)define al envejecimiento activo como el “proceso por el que se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”.

Los avances en la medicina y las mejoras en la calidad de vida han hecho que la esperanza de vida aumente. En concreto, en España  este indicador ha crecido casi ininterrumpidamente desde 1975. Ese año, según el INE se situaba en los 76,3 años, en el caso de las mujeres, y en los 70,56, en el de los hombres. 44 años más tarde, en 2019, era de 86,22 años, en el caso de ellas, y de 80,87 en el de ellos.

Los avances en la medicina han hecho que la esperanza de vida aumente casi de manera ininterrumpida

Pero poder llegar a esa edad no implica hacerlo con buena calidad de vida y sintiéndose bien. De hacer diferentes actividades que consigan hacer de la vejez una etapa plena en la que los mayores estén absolutamente integrados en la sociedad es de lo que trata el envejecimiento activo. Y cada vez la sociedad es más consciente de ello. Así lo demuestran los datos del Imserso al afirmar que un 53% de las personas mayores de 65 años se deciden a emprender nuevas actividades después de la jubilación y que esta cifra va en aumento. También el estudio Perfiles y estilos de vida ante la jubilación analiza cómo preparan los españoles su jubilación y cómo se enfrentan a una vida más longeva.

Para poder conservar una buena calidad de vida en la vejez y lograr un envejecimiento activo que te permita disfrutar de tu jubilación no hace falta alargar nuestra vida laboral, aunque puede ayudar, pero lo que si es indispensable llevar una dieta saludable y realizar ejercicio físico diario. También es imprescindible poner a trabajar al cerebro. Realizar actividades formativas, incluso apuntarse a la universidad son practicas que potenciarán tu desarrollo cognitivo. Pero también hacer crucigramas, juegos de memoria, leer o escribir relatos cortos contribuirán a este fin. ¿Te apuntas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *