Inspiración

Volverse a enamorar pasados los 60, ¿por qué no?

14 febrero, 2020
Volverse a enamorar pasados los 60, ¿por qué no?

Muchas personas creen que el amor solo se encuentra en la juventud y que con los años ya no es posible sentir esas mariposillas en el estómago. Sin embargo, eso no es en absoluto cierto. Es más, puede ser incluso más intenso. Veamos las razones.

Los expertos explican que en cuando somos jóvenes la expectativa de enamorarse está presente casi a diario, sin embargo para los adultos maduros, saben que la posibilidad existe pero sería inesperado. Es preciosamente esas bajas expectativas lo que hace que se valore aún más que de joven. Además, las propias experiencias vividas a lo largo de los años hacen que se sea más prudente, menos ‘loco’ que en la adolescencia y con más interés en vivirlo de lleno.

Más de dos millones de personas mayores de 65 años viven solas, y de ellas, un millón y medio son mujeres (el 72 %), según últimos datos del INE

A eso se añade la sensación de soledad que se ha podido vivir a lo largo de los años y lo gratificante que puede resultar saber que hay alguien que se interesa por mi y me quiere.  Más de dos millones de personas mayores de 65 años viven solas, y de ellas, un millón y medio son mujeres (el 72 %), según últimos datos del INE. De hecho, el aislamiento es nocivo para la salud y tiene relación con la depresión.

Por el contrario, disfrutar de las relaciones sociales, incluidas las románticas, reduce el estrés y beneficia el corazón. Además, el contacto físico, ya sea cogerse la mano, abrazarse, besarse o practicar sexo, resulta beneficioso porque libera hormonas del bienestar, tan relacionadas con los estándares de vida saludable, tal y como recuerdan desde Thyssenkrupp Home Solutions.

Estas son las claves para vivir una nueva relación independientemente de los años que uno tenga:

  • Saber qué se quiere: Cada uno debe tener claro qué es lo que necesita y si está abierto o no a adaptarse según qué condiciones.
  • Establecer el plan de búsqueda: recuerda que conviene participar en actividades que permitan relacionarse y conocer gente nuevam, e incluso apuntarse a redes sociales.
  • Cuidar el aspecto: los jóvenes se arreglan mucho más que los mayores. ¿No debería ser al contrario?
  • Ser realistas: no hay que luchar contra los años, porque es una batalla perdida.
  • No comparar: cada persona es única e insustituible.
  • Potenciar la autoestima: No estar quizá en el mejor momento físico de la vida no significa vivir acomplejados.
  • Transmitir seguridad: y confianza en uno mismo.
  • Ser tolerantes: tratar de compartir determinados principios y pasar por alto las divergencias.
  • Hablar sobre sexualidad: Cada pareja es muy libre de vivir su intimidad como ambos prefieran.
  • Perseverar: el mundo está lleno de personas también deseosas de encontrar pareja. ¿Por qué no intentarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *