Inspiración

¿Para qué se utiliza la descorrelación de las carteras?

23 febrero, 2021
Descorrelación de carteras

El objetivo de toda inversión es la de conseguir alguna rentabilidad. Los gestores trabajan para ese fin a través de diferentes técnicas que responden al perfil de riesgo de cada cliente. La descorrelación de una cartera es una de las estrategias utilizadas en la inversión, y consiste básicamente en la obtención de un resultado positivo, con independencia de lo que haga el mercado. Es decir, sin relación con él.

¿Cómo se consigue?

La descorrelación de una cartera se consigue con la composición dediferentes activos. Por ejemplo, si tenemos acciones de cuatro o cinco bancos,aunque el dinero no lo hayamos depositado en uno solo, estaremos en realidadhaciéndolo en un único sector y nuestra rentabilidad dependerá de lo que hagael mismo.

Tener posiciones en renta variable, fija, oro o bonos puede compensar las pérdidas de unos con las ganancias de otros

Para que la descorrelación sea efectiva hay que incorporar renta variable, renta fija, materias primas como el oro, acciones de otros países u otros activos financieros. La intención es lograr un balance positivo con la suma de cada uno de ellos. Por ejemplo, históricamente el oro ha sido considerado activo refugio cuando los mercados están deprimidos, y en épocas de crisis ha seguido una trayectoria alcista destacable. El peso de cada activo dependerá del perfil de riesgo de cada inversor. En general, la descorrelación ayuda minimizar la volatilidad y a reducir el riesgo.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) reconoce que “la posibilidad de mantener una cartera bien diversificada estará condicionada por la capacidad económica. No todo el mundo dispone del dinero suficiente para invertir en muchos títulos”. Pero recomienda que “aunque sólo pueda adquirir dos o tres productos, hay que procurar que exista cierta diversificación entre ellos”.

Para el organismo regulador lo ideal sería tener una cartera compuesta por diferentes tipos de activos y con distintos niveles de riesgo, rentabilidad y liquidez, como sería la combinación de acciones de empresas de sectores dispares, bonos y obligaciones de más de un emisor y con vencimientos desiguales, y fondos de inversión de categorías desiguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *