Inspiración

Papas, reyes y jefes de Estado… ilustres jubilados

7 enero, 2020
Papas, reyes y jefes de Estado… ilustres jubilados

La jubilación nos llega a casi todos, aunque es cierto que a algunos con mayor facilidad que a otros. En el caso de papas, reyes o jefes de Estado no hay reglas fijas.

En la historia solo ha habido tres jubilaciones papales, la primera en 1294 con Celestino V, la segunda –y no de forma libre y voluntaria- en 1415, con Gregorio XII, y la última en 2013, con la renuncia de Benedicto XVI

En el lado de la realeza, y sobre todo en los últimos años, es algo más frecuente. El año 2013 estuvo lleno de anuncios: vivimos la abdicación de la Reina Beatriz de Holanda, aunque lo cierto es que a pesar de su renuncia y de su nuevo cargo como princesa, su vida continua siendo muy activa. A comienzos de verano, Alberto de Bélgica siguió sus pasos, aunque por razones muy distintas. Su decisión fue impulsada por diversos escándalos. Ese mismo año, en Catar, Hamad Al Thani abdicó como emir y jefe de estado en favor de su hijo, Tamim bin Hamad Al Thani. Un año más tarde, vivimos la abdicación en España del Rey Juan Carlos

En 2013 la lista de ilustres jubilados fue engrosada con la abdicación del Papa Benedicto XVI, Beatriz de Holanda, Alberto de Bélgica y Hamad Al Thani, emir de Catar. 

Si echamos la mirada un poco atrás, en octubre del 2000, el gran duque Juan de Luxemburgo, fue el primero de los monarcas que tomó la decisión de adentrarse en la lista de ilustres jubilados este siglo. Una de sus pocas apariciones públicas tuvo lugar en enero de 2011, cuando apagó las velas de su 90 cumpleaños. Dicen que el anciano soberano llena sus días con sus hobbies, como la historia, la música o la botánica. 

  • Benedicto XVI. “He llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecuan por más tiempo al ejercicio del ministerio petrino. Con total libertad declaro que renuncio al ministerio de obispo de Roma y sucesos de Pedro”. Con estas palabras, el 28 de febrero de 2013, a punto de cumplir los 86 años, el papa Benedicto XVI (antes cardenal Ratzinger) renunció al solio y tomó el título de papa emérito. Lo cierto, es que unos meses más tarde, en mayo, también reclinó a ese beneficio para dedicarse de lleno a la oración y al retiro espiritual. Desde entonces vive en el convento de clausura Mater Ecclesiae, situado en la Colina Vaticana, en el interior de los Jardines de la Ciudad del Vaticano.
  • Rey Juan Carlos. Si hiciésemos una lista de ilustres jubilados de España estaría encabezada por el Rey Juan Carlos. El que fuera rey de España desde 1975, abdicó de su posición el 19 de junio de 2014 a favor de su hijo, Felipe VI. Aún así sustenta de forma vitalicia el título de rey y es capitán general de las Fuerzas Armadas en la reserva. Desde entonces, y hasta junio de 2019, cuando anunció su retirada definitiva de la vida pública e institucional, ha ejercido funciones protocolares como miembro de la Familia Real. Actualmente es el único rey jubilado de Europa que conserva su hogar.
  • Reina Sofía. No podíamos hablar del Rey Juan Carlos sin nombrar a la que fuera a su lado reina consorte. La Reina Sofía, continúa, de igual modo, ostentando de forma vitalicia la dignidad de reina. Sin duda, es la más activa de los miembros de la familia real (exceptuando, evidentemente, a los actuales jefes de estado) ejerciendo funciones protocolarias. Sin duda, su presencia se acentúa en las causas donde siempre se ha mantenido activa. Es el caso de la de la lucha contra el alzheimer, la conservación del medio ambiente, especialmente la de los mares, su colaboración con los bancos de alimentos y los animales. Con gran fortaleza física, al contrario que su marido, continua su vida activa. También conserva su residencia en el Palacio de la Zarzuela.
  • Giorgio Napolitano. El político italiano y presidente de la República Italiana entre 2006 y 2015, fue el primero y único –hasta el momento- en ser reelegido para el cargo. Por su dilatada política en la historia de Italia, en la que ha ocupado además cargos como presidente de la Cámara de Diputados o Ministro, es conocido por muchos como Re Giorgio (rey Giorgio, en español). Su último periodo comenzó en 2013, cuando tenía 90 años, convirtiéndose así en el presidente más longevo de la historia de Italia. Dimitió dos años más tarde, en enero de 2015, sin haber transcurrido apenas la mitad de su segundo mandato. Para ello alegó “las limitaciones y las dificultades” derivadas de su edad. Desde entonces está retirado de la vida política y pocas noticias han trascendido sobre su persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *