Inspiración

Método Kakebo: aprende a ahorrar como un japonés

18 octubre, 2018
Método kakebo. Ahorra como un japonés

Aunque sabemos que lo ideal es crear el hábito del ahorro desde que somos niños, si ya has pasado esa etapa no desesperes porque desde Oriente han venido para ayudarnos a este objetivo. Su clave es el método Kakebo.

Este sistema es una adaptación de un libro de cuentos nipón llamado kakeibo, creado por el periodista Motoso Hani a principios de 1.900. Su objetivo primordial era el de otorgar más poder a las mujeres. Ellas debían controlar y administrar el dinero que los hombres llevaban al hogar. Dependiendo de lo bien que lo hicieran recibían una asignación mayor o menor, por lo que Hani ideó una fórmula para ayudarles a este cometido y así conseguir más dinero.

El propio método Kakebo asegura que se puede ahorrar hasta un 35% del sueldo mensual

Ahora bien, en la actualidad el método Kakebo se basa en poner las cuentas por escrito en lugar de llevarlas en la cabeza, por lo que debes saber que es un sistema que precisa constancia. Aunque existen libros editados, con sencillas ilustraciones que te harán enfrentarte de una manera simpática a tus gastos (lobo) e ingresos (cerdo), podrás hacerlo con una simple libreta.

Guarda tus tickets y apunta todos tus gastos en ella, divididos por categorías: Supervivencia (vivienda, transporte, comida… en definitiva todo lo indispensable), ocio y cultura (cine, conciertos, libros…), opcional (restaurantes, caprichos de ropa, tabaco…), y por últimos otros (regalos, imprevistos, es decir los gastos extra). Luego asigna un color para cada tipo de gasto con el fin de diferenciarlos mejor.

Finalmente debemos sumar todas las cantidades y restarlas de nuestros ingresos, y así ver qué cantidad del total hemos conseguido ahorrar. La teoría de Kakebo es que al visualizar cada día, semana o mes todos los gastos (y derroches) podremos corregirlos de cara al siguiente periodo.

El propio método asegura que al ser más conscientes de nuestro sueldo, lograremos optimizarlo mejor y llegar a ahorrar hasta un 35% en el caso de los más disciplinados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *