Inspiración

La tecnología, la mejor herramienta para impulsar el ahorro

6 noviembre, 2020

Todos sabemos lo que hay que hacer para ahorrar. Por pequeña cantidad que sea, el ahorro debe asumirse como un gasto más del mes y hacerlo nada más entre la nómina en la cuenta, y, por supuesto, ser consciente de dónde se nos va el dinero. Sin embargo, aunque la teoría es clara cuando llega el momento de llevarlo a la practica la tarea se complica. La tecnología ha llegado a nuestras vidas para hacérnosla más sencilla en miles de aspectos y el ahorro se encuentra entre ellas.

Hoy en día existen muchas aplicaciones que nos ayudan a ser conscientes de cuánto gastamos y en qué lo gastamos. Que nos facilitan el ahorro de diferentes maneras, por ejemplo redondeando nuestras compras, bonificándonos por ellas, o simplemente planificando y distribuyendo nuestros ingresos; e incluso que nos apoyan cuando queremos dar el paso del ahorro a la inversión. Así, también existen herramientas que nos ayudan a conocer nuestro perfil de riesgo o a ser conscientes de cuánto dinero dispondremos en la jubilación para que podamos planificar mejor nuestro retiro.

Caser Cling Cing da acceso a más de 150 establecimientos donde bonificar nuestras compras

Sin embargo, aunque esta tecnología está a nuestro alcance, el 60% de los españoles no conoce la existencia de nuevas fórmulas de ahorro asociadas con el consumo, según el  Estudio sobre los estilos de ahorro y preparación para la jubilación del Observatorio de Pensiones de Caser. De conocer estás fórmulas más sencillas de ahorro, más de la mitad (56%), según el mismo estudio, se plantearía ahorrar.

Caser Cling Cling,  es uno de los desarrollos tecnológicos que consiguen aunar varias funcionalidades para intentar incentivar el ahorro. Por una parte se trata de una tarjeta de crédito Wizink y por otra una hucha digital. En la practica cada vez que el cliente compra en más de 150 establecimientos, entre los que se encuentran IKEA o Decathlon, y pague con la tarjeta de crédito recibe una bonificación que se dirige a un producto de ahorro en formato de unit linked.

A esta fórmula se suma una aplicación de redondeo, a través de Coinscrap, que permite al usuario que lo desee redondear hacia arriba sus compras para que la diferencia se destine al mismo producto de ahorro. También permite realizar aportaciones independientes a la compras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *