Inspiración

Un robot para que tu hijo ahorre

1 agosto, 2017
Un robot para que tu hijo ahorre

Los regalos de nacimiento, de cumpleaños y, en muchos casos, de Comunión, sumados a la paga semanal que reciben  pueden guardarse en una hucha o, mucho más interesante, intentar sacarles un mayor rendimiento. ¿Pero dónde invertirlos? ¿Cómo hacerlo? Te proponemos varias vías, incluso dejar que un robo advisor se encargue de multiplicar los ahorros de tu hijo.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que las familias españolas emplean, de media, 8.300 euros anuales en cada hijo, lo que supone un gasto de casi 150.000 hasta los 18 años. Pero la realidad es que las familias deben seguir sustentando el coste de vida de sus hijos hasta que se independizan, y actualmente la edad en que los jóvenes consiguen decir adiós a su techo familiar se sitúa en los 29 años, según Eurostat. Con los 18 llega el carnet de conducir, la universidad y el aumento de la paga. Una solución para poder estar preparados es invertir el ahorro que tus hijos van acumulando desde su primer año de vida.

Seguramente el primer pensamiento le dirija a una cuenta de ahorro infantil. El marketing, que muchas entidades financieras emplean, se ha encargado de ello. Pero antes de tomar una decisión debe estudiar las diferentes posibilidades que el mercado ofrece y tener en cuenta distintas variables, como el entorno económico en el que nos encontramos y, por supuesto, nunca olvidar nuestra tolerancia al riesgo.

Nuestro objetivo debe ser, como mínimo, superar la inflación. Es decir, el efecto de la subida de precios al cabo de los años. En este sentido, las cuentas de ahorro infantil, se situaron entre el 0,1% y el 1% de rentabilidad en 2016, por lo que no conseguirían esta finalidad.

Plan para Niños, un producto de gestión automática concebido para que los padres puedan construir un colchón financiero a sus hijos a lo largo de los años

Una opción que muchas familias escogen es la de los fondos de inversión, ya que aportan una mayor diversificación que la compra directa de acciones o bonos. Pero démosle una vuelta de tuerca más y apostemos por la gestión pasiva. Precisamente el robot de gestión de inversiones Finizens acaba de lanzar el Plan para Niños, un producto 100% digital, que se contrata online y concebido para que los padres puedan construir un colchón financiero a sus hijos a lo largo de los años.

Veamos unos ejemplos basados en rentabilidades históricas: si los padres comienzan con un capital de 100 euros y unas aportaciones mensuales de 50 euros, se estima que el plan podría llegar a obtener alrededor de 22.000 euros cuando el niño, ya más bien joven,  tenga 20 años. Si fueran 200 euros al mes, esa cifra podría alcanzar los 87.000 euros. Una buena ayuda para pagarse la universidad o comprarse una casa.

Además, dada la importante diversificación que caracteriza a la gestión pasiva, con este Plan para Niños le podrás contar a tu hijo que son accionistas de 8.000 de las mayores empresas a nivel global, prestan dinero a gobiernos de todo el mundo o poseen lingotes de oro y propiedades inmobiliarias en 140 países distintos. Les va a encantar, así que … ¡ánimo y a ahorrar por tu hijo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *