Inspiración

Inversión alternativa: sin mirar al mercado

13 mayo, 2020
Gestión alternativa: invertir sin mirar el mercado

Estamos acostumbrados a oír hablar de acciones, bonos o derivados, es decir las opciones más comunes y tradicionales de inversión, sin embargo hay otras muchas estrategias que también buscan rentabilidad para nuestro dinero, es la inversión alternativa.

La gran ventaja de este tipo de productos de inversión alternativa es que su comportamiento no tiene relación con lo que hagan los mercados financieros, es decir, están descorrelacinados frente a los activos tradicionales. Eso significa que cuando las bolsas están subiendo, mis activos no tiene por qué hacerlo y por tanto puedo perderme esas ganancias,  pero también al contrario, mi inversión puede librarse de las caídas sufridas en momentos de pánico o crisis bursátil.  

Entre sus característica está que suelen ser inversiones a largo plazo, ilíquidas y con un nivel de riesgo alto

Otra característica es que suelen ser inversiones a largo plazo e ilíquidas, es decir, que no siempre podemos rescatar el dinero cuando queremos. De hecho, aquí tenemos que llamar la atención sobre el alto riesgo que conlleva este tipo de inversión, ya que no siempre contamos con excesiva información que nos permita atisbar su futuro. Así, las ganancias puedes ser mayores que en la inversión tradicional, pero también las pérdidas.

La inversión alternativa incluye muchas estrategias. Por ejemplo la inversión en bienes tangibles como obras de arte, o, la más común de todas, casas o edificios, dada la tradición que hay en España de inversión inmobiliaria como ahorro para la jubilación.

Sin embargo la que ha crecido más en los útlimos años es el Private Equity o Capital Riesgo, que consiste en hacerse accionista de compañías que no cotizan en el mercado. Aquí lo que se busca es apostar por el futuro de una empresa que da sus primeros pasos, tipo startup, para, una vez consolidada, vender la participación y recuperar la inversión con beneficios.

La inversión alternativa ha ganado enteros en los últimos tiempos, en paralelo al escenario prolongado de bajos tipos de interés. La dificultad para lograr rentabilidad en ese entorno ya llevó inversores a buscar rendimiento en áreas que antes eran exclusivas para grandes fortunas y que hoy están al alcance de patrimonios más pequeños. Estos acceden a través normalmente de Entidades de Capital Riesgo (Fondos o Sociedades de Capital Riesgo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *