Inspiración

El inversor español es conservador… pero optimista

13 febrero, 2018
El inversor español es conservador... pero optimista

El inversor español es de los más conservadores de Europa. Mientras que en los países nórdicos conviven con el riesgo, el español medio se piensa dos veces qué hacer con cada euro que sale de su cuenta corriente.

Así se deduce de los datos recabados por el Observatorio Inverco en su V Barómetro del ahorro. El estudio concluye que el 58% de los encuestados se considera conservador, cuatro puntos menos, eso sí, que hace dos años. Los ahorradores moderados suben del 33% de hace dos años al 37%, mientras que se mantienen en el 5% los de perfil arriesgado.

El 58% de los inversores se considera conservador, según el V Barómetro del ahorro

El estudio desvela también que la seguridad se mantiene como el factor más importante a la hora de decidir dónde invertir, pero la transparencia se sitúa en segunda posición, seguida de la confianza.

La rentabilidad, la gestión profesional y la liquidez son, por este orden, los atributos más valorados de los fondos de inversión, mientras que la seguridad es la característica más valorada en los planes de pensiones, los depósitos, los seguros y la renta fija.

¿Y en cuanto a la tecnología? Para formalizar la contratación de un producto, tres de cada cuatro inversores  acuden a su oficina bancaria, mientras que solo el 12% lo hace a través de la web y el 9% vía asesor financiero independiente.

Efectivamente somos conservadores, sabemos poco de finanzas -por lo que tratamos de que aprenda algo con este blog-, ahorramos lo justo -la crisis aún se siente en nuestros bolsillo-, pensamos tarde en la jubilación -máxime cuando las pensiones públicas empiezan a mermar-,solo invertimos en productos tradicionales y huimos del riesgo (y, por tanto, de la posibilidad de más rentabilidad).

Sin embargo, como inversores damos varias sorpresas. Por ejemplo que somos los europeos que muestran mayor optimismo con la evolución de sus inversiones (sólo superados por Reino Unido), y de los más exigentes con la rentabilidad esperada para sus inversiones, sólo por detrás de los suecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *