Inspiración

Donald Trump y Manuela Carmena, ¿qué tienen en común?

8 noviembre, 2016
Donald Trump y Manuela Carmena, ¿qué tienen en común?

Sin riesgo a equivocarnos podríamos decir que ideológicamente nada tienen en común el conservador Donald Trump y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, sin embargo sí les une algo importante: ambos escucharon la llamada de la política activa alrededor de los 70 años.
Hay a quien le da por aprender tango, recorrer mundo en bicicleta o estudiar una carrera. Cuando uno llega a la edad de la jubilación se siente libre para hacer con su vida cosas que hasta el momento ni se había planteado. Y una de ellas, ¿por qué no?, es meterse en política. Eso han hecho cercanos a los 70 años dos personajes tan conocidos y dispares como la alcaldesa madrileña o el controvertido Trump.

A Trump y a Carmena les une algo importante: ambos escucharon la llamada de la política activa alrededor de los 70 años.

A lo largo de su vida la regidora de la capital había mostrado públicamente su compromiso con la sociedad gracias a su posición como magistrada de prestigio –abogada en la Transición, llegó a ser posteriormente vocal del Consejo General del Poder Judicial- o referente en la defensa de los derechos humanos –fue relatora de la ONU-, sin embargo no fue hasta cumplidos los 71, una vez retirada, cuando accedió a apoyar la candidatura a las municipales de Ahora Madrid y encabezar la lista.
En cuanto al magnate estadounidense, los negocios –con ganancias espectaculares seguidas de bancarrotas y nuevas recuperaciones en su emporio- han centrado su carrera. Pero parece que la política siempre le tentó y tras varios amagos desembarcó en ella en junio de 2015, al anunciar su precandidatura para las elecciones de 2016 por el Partido Republicano, recién cumplidos los 70 años.
Por cierto, que su rival en estas elecciones tampoco es ninguna adolescente,  ya que Hillary Clinton tiene 69 años, y no fue hasta cumplidos los 60 cuando optó por aparcar su carrera de abogada para participar activamente en la toma de decisiones en su país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *