Inspiración

¿Cómo ha sido mi año financiero?

21 enero, 2020
¿Cómo ha sido mi año financiero?

Empieza el año y hay que reflexionar sobre cómo queremos vivir los próximos meses: ¿por encima de nuestras posibilidades y endeudados? ¿O cómodos con nuestros gastos? Es el momento de hacer balance y tomar decisiones.

Si has vivido medio ahogado económicamente los últimos tiempos, hay que afrontar una reorganización de los gastos. Pero para eso hay que echar la vista atrás, analizar los fallos cometidos  y plantearte unos objetivos a tu alcance.

Lo primero es analizar con lupa los gastos de todo el año. Por una parte los habituales, pero también los extraordinarios que suelen repetirse.

Lo primero es analizar con lupa los gastos de todo el año. Por una parte los habituales: luz, teléfono, alquiler, manutención, colegios, ropa, etc. Hay que reflexionar sobre si todos han sido adecuados o en alguna partida nos hemos sobrepasado sin ser razonables. Además, siempre hay que ver si es posible rebajar en algo esas partidas. Hoy en día hay multitud de herramientas en internet para comparar precios o acceder a ofertas. El objetivo es pagar menos por los mismos (o muy parecidos) productos o consumos.

A los gastos habituales hay que añadir a aquellos imprevistos que tuvimos el pasado ejercicio y que es probable que tengamos que volver a afrontar: ¿visita al dentista? ¿renovar las gafas? ¿tengo algún electrodomésticos antiguo? ¿el coche pide una renovación? No hay más remedio que guardar una partida para este tipo de imprevistos o emergencias.

Todo esto te ayudará a tener una idea general de cómo ha resultado el año económicamente hablando. Compara esos gastos con tus ingresos, tal y como haces cuando elaboras un presupuesto y haz balance. Si te sobra dinero, enhorabuena, date algún capricho y sopesa aumentar tu ahorro de cara al futuro.

Si ves que las cuentas no te salen después de intentar rebajar o eliminar los gastos suprefluos, quizás puedas averiguar si tienes derecho a algún tipo de ayuda social. La llegada de un nuevo hijo, tener a alguien dependiente en casa o llevar tiempo sin trabajar cierto tiempo da derecho a subsidios que varían mucho en función de cada comunidad autónoma, así que lo más conveniente es consultar localmente las posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *