Inspiración

Cohousing o jubilarse entre amigos

25 agosto, 2016

¿Imaginas una jubilación rodeado de amigos, con plena autonomía, haciendo actividades que te motiven y con gente que voluntariamente esté pendiente de ti ? Quizá haya otras formas de hacerlo pero desde hace unos años en nuestro país se está extendiendo una nueva manera de vivir la jubilación, el llamado cohousing.

¿Pero qué es exactamente el cohousing? Se trata de una experiencia de vida compartida en la que los servicios están gestionados por los vecinos. Con plena integración en nuestros países vecinos, esta forma de vida se basa en la colaboración y la convivencia.

La solidaridad por el prójimo y la conciencia medioambiental definen a los proyectos actuales de cohousing senior.

Para conocer los inicios del cohousing debemos remontarnos a finales de la década de los ochenta. En concreto a Dinamarca, donde nació con el objetivo principal de construir viviendas de otro modo: un grupo de gente, hartos de que promotores y constructores tomasen decisiones tales como el diseño de su baños o cocinas, decidieron tomar las riendas y comenzar a decidir ellos mismos cómo sería su futuro hogar. Desde el suelo donde se edificaría y los materiales que se utilizarían para su construcción, hasta el diseño de sus estancias.

Años más tarde países como Francia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos o Canadá comenzaron a seguir su ejemplo, de tal modo que pronto llegó a oídos de futuros jubilados que querían decidir sobre cómo sería su vida a la llegada de su retiro laboral.

No queriendo acabar sus días en una residencia, grupos de amigos comenzaron a juntarse para crear pequeños conjuntos de viviendas que teniendo como base el cohousing tradicional fuesen más allá. Así nació el cohousing senior.

En la actualidad en nuestro país existen numerosos casos de cohusing. Todos ellos, aunque con diferencias, se caracterizan por tener el mismo concepto de base, se trata de conjuntos residenciales con apartamentos individuales totalmente independientes y con las mismas características de un clásico hogar, pero con un bloque central en el que poder disfrutar de servicios comunes, como comedor, lavandería, gimnasio, zonas de ocio, etc. Además entrar en una cooperativa de cohousing conlleva una implicación personal.

Para poder vivir de este modo los cohousing existentes exigen compromiso. La solidaridad por el prójimo y la conciencia medioambiental definen a los proyectos actuales como Trabensol en Madrid, Residencial Santa Clara en Málaga, Profuturo en Valladolid, Brisa del Cantábrico en Cantabria o la Muralleta en Tarragona.

6 comentarios

  1. NORMA TEIXIDO CASTELLON dice:

    buenos dias, me podrían informar sobre proyectos en Barcelona y alrededores. Gracias

    1. Observatorio Caser dice:

      Buenos días Norma,

      Nosotros no tenemos esa información, pero es posible que en los centros que se mencionan en el post le puedan dar más datos.

      Gracias por el interés!

  2. luis platero dice:

    Cuanto cuesta la estancia al mes?puedes guisar en la casa o hay q ir al comedor comunitario?
    Espero su respuesta..gracias

    1. Observatorio Caser dice:

      Buenos días Luis,

      No tenemos esa información. Para tener esos datos debe contactar directamente con alguno de los establecimientos.

      Saludos

  3. Observatorio Caser dice:

    Buenas tardes, Maite.
    Puedes consultar otro post que seguro que te interesará: http://observatoriodepensiones.com/inspiracion/trabensol-forma-diferente-vivir-jubilacion/. La fórmula del Cohousing es cada vez más conocida, así que seguro que encontrarais un centro de que cubra vuestras necesidades.

    Saludos

  4. Maïté dice:

    Hola, estamos interesados con ese concepto de vida y nos gustaría tener más información.
    Tenemos 72 y 73 años cada uno cobrando su pensión
    Nos gustaría por Cataluña o alrededor.
    Les adjunto mi correo electrónico.

    Gracias y saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *