Inspiración

Atletas veteranos: deportistas sin límites

10 enero, 2017
Hiroshi Hoketsu

Tener 60 o 70 años y ser deportistas de élite no es imposible. Así se demuestra al repasar la historia moderna de los juegos olímpicos, donde vemos muchos atletas veteranos como el sueco Oscar Swahn es la persona de más edad en ganar una medalla olímpica.

Swahn se colgó la de plata con 72 años, en 1920, al quedar en segunda posición en Amberes en tiro al ciervo móvil, una disciplina deportiva que hace décadas que no forma parte del programa oficial. Ocho años antes, cuando tenía 64 años ganó una medalla de oro en Estocolmo 1912.

Swahn se colgó la medalla de plata en tiro al ciervo móvil con 72 años, en 1920

A este sueco también se le atribuye haber sido el participante de más edad en competir en unos Juegos Olímpicos, un reconocimiento que estuvo a punto de tener que compartir hace cuatro años con el jinete japonés Hiroshi Hoketsu que participó en los juegos de Londres a los 71 años.

Diez años menos tenía la neozelandesa Julie Brougham cuando participó en las pruebas de equitación de los últimos juegos olímpicos.

Lo cierto es que el aumento de la esperanza de vida y la mejora de la calidad de esta está teniendo repercusiones en todos los ámbitos, también en que muchos atletas se mantienen activos durante más tiempo. Y se constato en Rio 2016.

En la cita del pasado año se congregaron, entre otros muchos, Lesley Thompson-Willie, de 56 años. Esta canadiense participó como timonel con el equipo femenino de remo de su país, empatando el récord de más apariciones de una mujer en las Olimpiadas, también con ocho.

El estadounidense Anthony Ervin, que a sus 35 años y 16 años después de ganar el oro en 50 metros en estilo libre en Sidney 2000, recuperó su título, convirtiéndose en el campeón de natación de más edad de las Olimpiadas.

O Los 41 años de Oksana Chusovitina, gimnasta de Uzbekistán, que logró el quinto lugar en salto de caballo, también son reseñables en un deporte en que sobrepasar los 20 años es casi una proeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *