Inspiración

Así funciona el mercado continuo de la Bolsa

17 febrero, 2021
Así funciona el mercado continuo de la Bolsa

En Españahay cuatro bolsas en las que cotizan las acciones de las principales compañías.Son las bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao. El sistema bursátilelectrónico que las conecta se denomina mercado continuo.

Fue en 1988,año en el que se publicó la Ley del Mercado de Valores, cuando surgiría la ideade unificar todas las bolsas en un único sistema de contratación. Gracias aeste sistema es posible ejecutar operaciones de compra y venta de acciones decualquier valor cotizado desde un terminal conectado a los cuatro mercados. Paraello, se utiliza la plataforma electrónica SIBE (Sistema de InterconexiónBursátil Español) que consigue que todo funcione como un único mercado devalores a nivel nacional

Gracias a este sistema las cuatro bolsas españolas están interconectadas

Con lapuesta en marcha del SIBE en 2001, se empezó a sustituir los denominados ‘corros’de los parqués de las cuatro Bolsas. En estos corros se negociaba los valores deviva voz a ciertas horas del día.

El mercado continuo nació con la cotizaciónde cinco valores (Altos Hornos, Motor Ibérica, Nueva Montaña Quijano, Sniace yTubacex), hoy el número de cotizadas en este mercado supera ampliamente elcentenar. El Ibex 35 es el índice en el que están incluidas las 35 empresas delmercado continuo con mayor volumen de negociación.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) supervisa el mercadocontinuo. El holding Bolsas y Mercados Españoles (BME) es el organismo rector.Y de la liquidación y compensación se encarga Iberclear; empresa propiedad deBME.

El horario de negociación está comprendido entre las 9 de la mañana y las17.30 de la tarde. Añadiendo una subasta de apertura entre las 8.30 y las 9.00,y una subasta de cierre entre las 17.30 y las 17.35. Las subastas son períodosde negociación en bolsa, en los cuales se pueden introducir, modificar ycancelar órdenes, pero no se produce la ejecución de las mismas. Sirven parafijar los precios de apertura o cierre, o para controlar las fluctuacionesexcesivas de precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *