Inspiración

2018: ¿un año para olvidar entre los inversores?

28 diciembre, 2018
2018: ¿un año para olvidar entre los inversores?

Cuando el fin de año se acerca toca hacer balance de 2018. Para muchas personas es la ocasión de valorar los aspectos personales y de sopesar en qué se puede mejorar (si es posible). También es el momento para la economía y las finanzas. Y en este caso, son los números, las estadísticas y la comparativa la que nos informa de manera real del resultado obtenido.

Las referencias de los mercados no son buenas. Muy pocos celebrarán 2018 en términos financieros. El Ibex, por ejemplo, poco antes de terminar el año acumula un descenso superior al 10%, muy en línea con el resto de los principales índices europeos como el Dax de Alemania, el Cac de Francia o el Footsie del Reino Unido. Para la Bolsa española se trata del peor ejercicio desde 2011.

Han sido múltiples los factores que han jugado en contra de los mercados a lo largo de estos meses: el inesperado cambio de Gobierno en España, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el difícil reto presupuestario de Italia, el Brexit, la política monetaria de los bancos centrales, los problemas de algunos países emergentes y la ralentización del crecimiento económico han ido incrementado la incertidumbre.

La renta fija tampoco ha ido bien, y la inversión considerada como más conservadora está abocada a concluir 2018 en rojo en términos de rentabilidad.

Este sería el panorama inversor en términos generales. A nivel particular, sin embargo, se encuentran algunos ganadores. Por ejemplo, dentro del Ibex hay compañías con importantes subidas, y también en el Ibex Small Cap y en el Ibex Mid Cap, aunque los índices estén en negativo. Es decir, si un particular depositó su inversión en alguna de las ganadoras, no dirá que 2018 ha sido para olvidar.

Igualmente sucede a nivel sectorial; fondos que han invertido en el ámbito de la salud o las comunicaciones están entre los mejores, con ganancias que superan el 10%.

También ocurre con categorías, como los fondos o planes de pensiones que toman como referencia otros mercados internacionales como el S&P o hacen una selección de acciones estadounidenses para su cartera, en este tipo de activos también se encuentran buenos resultados.

Asimismo, si nos atenemos al momento que elegimos para entrar en la Bolsa el balance puede ser muy diferente. El Ibex bajó a mínimos anuales a finales de noviembre, y desde entonces y hasta el 3 de diciembre subió casi el 5%. También, el que entrase al mercado en mínimos pierde menos que aquél que lo hizo a principios de 2018.

Los diferentes resultados muestran distintos tipos de estrategias. Lo recomendable, siempre, es seguir los consejos de un experto, no dejarse llevar por el pánico ni por la euforia, y tener claro nuestro objetivo y perfil de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *