Ahorro y Futuro

Así tributan las acciones

6 febrero, 2018
Así tributan las acciones

La compraventa de acciones es la alternativa de inversión elegida por el 11,4% de los españoles, un porcentaje que supone casi el doble de los ciudadanos que optan por los fondos de inversión (6%), según un reciente estudio sobre la evolución del ahorro de las familias.

Ya os hemos contado la ventajosa fiscalidad del ahorro en planes de pensiones, pero tanto si estás ya entre ese 11,4% que invierte en renta variable como si estás pensando en estarlo, debes ser consciente de la fiscalidad que acompaña a la inversión en Bolsa. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que las acciones tributan de dos formas diferentes en la declaración de la renta. Por un lado, deberás rendir cuentas por los dividendos recibidos, y, por otro, por las ganancias (o pérdidas) que hayas obtenido al venderlas.

Las acciones tributan de dos formas diferentes. Por un lado, los rendimientos y por otro, las variaciones de capital

Los dividendos y el resto de formas de retribución al accionista, como los rendimientos derivados de la constitución o cesión de derechos de uso o disfrute de los títulos, o las primas que en ocasiones se perciben por asistir a juntas de accionistas, tributan como rendimiento del ahorro por su importe íntegro y están sujetos a una retención del 19%.

La compraventa de acciones generan ganancias o pérdidas denominadas variaciones de capital y que se obtienen al calcular la diferencia entre el valor de transmisión (el precio al que las vendes) y el valor de adquisición (el precio al que las compras).

Esas plusvalías no tienen retención en el momento en el que se producen, pero sí son consideradas ganancias patrimoniales y tributan como rentas del ahorro en la declaración de la renta. Es decir, con un tipo impositivo que va desde el 19% hasta el 23% con tres tramos: hasta los 6.000 euros, las ganancias tributarán al 19%; entre los 6.000 y los 24.000, al 21%; y desde los 24.000 euros, al 23%.

Pongamos un ejemplo. Un inversor compra 500 acciones a 8 euros en enero y en julio vuelve a adquirir 500 títulos, pero esta vez a 10 euros cada uno. En noviembre decide vender las 1.000 acciones acciones a 14 euros cada una.

Valor de adquisición: 500×8 + 500×10= 9.000 euros
Valor de transmisión: 1000×14= 14.000 euros
Ganancia patrimonial: 14.000 – 9.000= 5.000 euros
Tipo impositivo: 5.000 x 19%= 950 euros
Retención: 0

Si el saldo tras integrar las ganancias y las pérdidas diese negativo se puede compensar con el saldo positivo de la integración de los rendimientos, pero con un límite del 25% para el año siguiente. Si tras la compensación siguen quedando saldos negativos, se podrá hacer el mismo ejercicio durante los cuatro años siguientes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *