Ahorro y Futuro

¿Te corresponde pensión por orfandad?

13 junio, 2017
¿Tienes derecho a una pensión por orfandad?

Al igual que cuando un cónyuge fallece el viudo tiene derecho a una ayuda económica, cuando un padre o una madre mueren los hijos también pueden tener derecho a recibirla, bajo el nombre de pensión de orfandad. Aquí te explicamos qué requisitos debes cumplir para poder solicitarla, su duración y cuantía.

Tanto si eres hijo natural, como adoptivo, la prestación te corresponde. Incluso, también tendrás derecho si el fallecido es el cónyuge de tu progenitor, siempre y cuando la muerte se produzca tras dos años de haberse casado.

Un requisito que se tiene en cuenta a la hora de poder solicitarla es que debes ser menor de 21 años, aunque se contemplan algunas excepciones. Si tienes una incapacidad permanente absoluta o padeces una gran invalidez, el límite de edad desaparece. Además la edad se ampliará hasta los 25 años en el caso de no trabajar o tener unos ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional. También se alarga el periodo hasta los 25 años para los estudiantes.

Si no tienes trabajo, no llegas al salario mínimo interprofesional o eres estudiante, podrás beneficiarte de la pensión hasta los 25 años

Para que el huérfano tenga derecho a la pensión de orfandad, el progenitor también debe cumplir una serie de requisitos, que dependerán de la causa del fallecimiento. Si ha ocurrido por enfermedad común y antes de 2008, es necesario acreditar un periodo de cotización que varía según la situación del fallecido.

Si estaba en estado de alta en la Seguridad Social, debe haber cotizado 500 días dentro de un periodo ininterrumpido inmediatamente antes de que terminara la obligación de cotizar. También es válido haber trabajado 15 años a lo largo de toda su vida laboral.

Si por el contrario, no estaba dado de alta en el momento de la muerte deberá demostrar 15 años cotizados. En el caso de que el fallecido fuese pensionista, no se exige período de cotización. Otro supuesto en el que no se exige periodo mínimo de cotización es cuando el suceso haya ocurrido después de 2008,  siempre y cuando el fallecido estuviese dado de alta en el momento de su muerte.

Para defunciones producidas a consecuencia de un accidente laboral o a raíz de una enfermedad profesional. tampoco existe un tiempo mínimo de cotización. Actualmente, se encuentra a debate la eliminación de este periodo para las víctimas de violencia de género.

Para el cálculo de la base reguladora de la pensión de orfandad, al igual que en la de viudedad, se tienen en cuenta los salarios reales del fallecido, incluidas las horas extras. Por regla general, la cuantía será del 20% de la base reguladora. Es decir, si la base del fallecido era de 1.000 euros, el huérfano cobrará 200 euros. El mínimo que podrá recibir está establecido este ejercicio en 194,80 euros. A este importe, en el caso de un fallecimiento por accidente laboral o por enfermedad profesional, además se sumaría una indemnización especial.

Por otro lado, si no existiese un beneficiario de la pensión de viudedad, la cuantía ascendería hasta el 52% de la base reguladora. Siguiendo con el ejemplo de la base de 1.000 euros, la pensión en este caso se establecería en 520 euros. Si los dos progenitores fallecieran, el monto de la ayuda económica sería de 677,70 euros. Además de estos supuestos, existen otros en los que la pensión puede verse incrementada. Para conocerlos todos puedes consultar a la Seguridad Social.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *