Ahorro y Futuro

SOCIMIs: Invertir en el sector inmobiliario

21 febrero, 2019
SOCIMIs: Invertir en el sector inmobiliario

Invertiren vivienda o en el sector inmobiliario es una de las tradiciones españolas; lamayoría de las veces se hace por el interés de tener una propiedad, perotambién una buena parte de las decisiones están encaminadas a la obtención deuna rentabilidad.

LaComisión Nacional del Mercado de Valores recoge en un estudio que el patrimonioinmobiliario de los españoles supone en la actualidad sobre el 400%del PIB (llegó a rozar el 600% antes de la crisis) frente a menos del 300% dela zona euro.

Pero la compra de vivienda no está sujeta en exclusiva a la inversión directa. En la Bolsa hay un alto número de empresas del sector.

Están obligadas a repartir el 80% de los beneficios en dividendos; en 2018 abonaron más de 620 millones

En los últimos años han adquirido especial relevancia las SOCIMIs (Sociedades Cotizadas de Inversión en Mercados Inmobiliarios), que se han constituido bajo el modelo de las REITs (Real Estate Investment Trusts) de Estados Unidos, cuya actividad principal es la inversión en activos para su alquiler.

La mayoría de las SOCIMIs cotiza en un segmento especifico denominado Mercado Alternativo Bursátil (MAB), y algunas pertenecen al Ibex 35  (Merlin Properties o Colonial).

Estetipo de compañías está al alcance de cualquier inversor. La manera de comprar ovender acciones es la misma que para el resto. Incluso hay fondos que tienen ensu cartera alguna de estas entidades.

La decisión debe estar igualmente sujeta a criterios como el perfil de riesgo, el conocimiento del producto en el que se va a depositar el ahorro, el horizonte de inversión o el entorno macroeconómico; este sector está muy vinculado al ciclo.

Hay dos aspectos fundamentales que diferencia una SOCIMI frente a una inmobiliaria tradicional. Uno de ellos es que invertir en las primeras supone hacerlo en inmuebles como oficinas, pisos, hoteles, residencias de estudiantes o de ancianos y hoteles, por ejemplo.

La otra, es que están obligadas a repartir el 80% de los beneficios en dividendos a sus accionistas y el 50% de las ganancias derivadas de la transmisión de inmuebles.

En 2018, las SOCIMIs distribuyeron más de 620 millones  en dividendos, frente a los 420 millones de 2017 o los 136 millones de 2016, según datos de Bolsas y Mercados de España. También es cierto que en tres años se ha más que duplicado el número de compañías.

Comoaspecto a tener muy en cuenta: ciertas compañías tienen poca liquidez,especialmente las que cotizan en el MAB, y puede dificultar la compra o ventade acciones.

Siemprees recomendable ir de la mano de un experto para asegurar nuestras inversiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *