Ahorro y Futuro

Reinvertir la desgravación fiscal, la mejor fórmula para rentabilizar más el plan de pensiones

10 julio, 2020

Como ya hemos tratado otras veces, los planes de pensiones son los vehículos de inversión que mejor tratamiento fiscal tiene. En concreto, la aportación máxima anual es de 8.000 euros anuales, y el tope anual que se beneficia de desgravación fiscal es esa cantidad, o del 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas, teniendo que escoger siempre la menor de las cantidades.

Una de las mayores virtudes de los planes de pensiones, y de cualquier inversión que se planifique a largo plazo consiste en que pequeñas aportaciones pueden convertirse en un montante muy jugoso en el largo plazo. Pero más si se ponen en práctica algunas fórmulas adicionales. Una de ellas consiste en invertir la desgravación fiscal anualmente.

La deducción fiscal por planes de pensiones supone 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas

Con la declaración de la renta llegada a su fin, si ya eres inversor en planes de pensiones, habrás podido ver la rebaja fiscal de la que te has beneficiado gracias a las aportaciones que realizaste durante 2019. Una forma de potenciar el ahorro para la jubilación con un esfuerzo relativamente liviano consiste en reinvertir ese ahorro fiscal en el propio plan. 

Inverco, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones, ha determinado que reinvertir el ahorro fiscal de las aportaciones a planes de pensiones en los propios planes consigue que el importe acumulado en ellos en el momento de acceder a la jubilación sea un 40% superior que en el caso de no hacerlo.

La Asociación muestra dos ejemplos:

  • Juan tiene 37 años y ahorra 1.000 euros anualmente en planes de pensiones (algo menos de 3 euros diarios), en un tramo de IRPF entre 20.200 y 35.20 euros, y suponiendo una rentabilidad media anual del 3%. Durante 30 años tiene la costumbre de reinvertir su desgravación fiscal. Cuando llega a la jubilación su hucha es de 66.540. De no haber realizado esta práctica su ahorro se hubiese situado en 47.575 euros. Durante ese mismo tiempo,
  • María, que tiene la misma edad, invierte 2.000 euros anuales, lo que supone algo más de 165 euros al mes. Con el mismo tramo de IRPF, y la misma rentabilidad que obtiene Juan, si reinvierte sus deducciones fiscales anualmente llegaría con 133.080 euros a la jubilación. De no hacerlo, el ahorro llegaría a 95.151 euros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *