Ahorro y Futuro

Qué son los dividendos y cómo puedes aprovecharlos

31 enero, 2019
Qué son los dividendos y cómo puedes aprovecharlos

Seguramente hayas escuchado -o leído- en más de una ocasión que una determinada empresa va a proceder a pagar dividendos a sus accionistas, pero es posible que todavía no hayas entendido bien su concepto. Los dividendos son una fórmula que utilizan muchas compañías para retribuir a sus partícipes. 

Cuando una empresa obtiene beneficios en sus cuentas, además de reinvertir parte del dinero en nuevas operaciones para seguir creciendo, también puede repartir parte de esta cuantía entre sus accionistas. Aunque lo más común es pagar dividendos a cuenta de sus resultados también puede hacerse de manera extraordinaria, una decisión que suele estar motivada por la venta de activos o de particiones en otras compañías. 

Los dividendos son una fórmula que muchas compañías utilizan para retribuir a sus accionistas

Todos los accionistas tienen derecho a recibir dividendos, siempre y cuando tengan las acciones en su poder tres días antes del pago. La cantidad a percibir dependerá del número de títulos del que se disponga. Pongamos un ejemplo. Una determinada compañía decide que va a realizar un pago de 0,50 euros por acción. Si invertimos 6.000 euros y compramos a un precio por acción de 20 euros, ahora dispondremos de 300 títulos, y por tanto recibiremos 150 euros en dividendos.

Por otra parte, para conocer su rentabilidad hay que fijarse en el precio de compra. Si como en el ejemplo fue a 20 euros y nos dan 0,50 euros por acción, la rentabilidad por dividendo será del 2,5%. 

Aunque lo más habitual es que las empresas paguen sus dividendos en metálico, también existe la modalidad scrip, en la que el pago se realiza a través de más acciones.  Cuando una compañía escoge esta modalidad, lo primero que hace es entregar a sus accionistas un “derecho” por cada acción que tenga en ese momento. Si tenemos 300 títulos, recibiremos 300 derechos. Una vez que estén en nuestro poder podemos venderlos y así obtener efectivo, o canjearlos por acciones de la empresa, que decidirá cuantos derechos son necesarios para obtener una nueva opción. Por ejemplo, si decide que 10 derechos equivalen a un nuevo título y tenemos 300, podremos recibir 30 acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *