Ahorro y Futuro

¿Qué es y para qué sirve una cartera de inversión?

3 abril, 2018
¿Qué es y para qué sirve una cartera de inversión?

¿Qué te sugiere la palabra cartera? Probablemente, entre lo que hayas pensado se encuentren el bolso típico para transportar el material escolar o un monedero. En ambos casos supone un espacio donde llevar varias cosas: libros, estuche, cuadernos… o billetes o monedas de distintos importes. Si nos referimos a una cartera de inversión hablamos en parte de lo mismo, de un conjunto de cosas -de una combinación de activos financieros- aunque en este caso están destinadas a la obtención de una rentabilidad.

La cartera de inversión es la mejor forma de diversificar el riesgo. Según definen  la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España “supone no meter todos los huevos en la misma cesta”.

En su diseño se debe tener en cuenta aspectos como el objetivo, el horizonte temporal, el perfil de riesgo, la edad, la situación del mercado, la clase de activos que se van a elegir y las comisiones

Y utilizan un ejemplo muy claro: imagínese que tiene 10.000€ para invertir y lo utiliza todo para comprar acciones de una sola empresa. Si baja la cotización de esa empresa, o si quiebra, toda su inversión registraría una pérdida. Es decir, su rentabilidad dependerá de los resultados de esa compañía. Sin embargo, si divide los 10.000€ entre varios instrumentos -acciones de distintas empresas, fondos de inversión, cuentas remuneradas, etc, el resultado dependerá del promedio de todos. Las ganancias de unos pueden compensar las pérdidas de otros. Por tanto, hay que combinar diferentes activos, sectores, empresas y áreas geográficas.

Diseñar una cartera de inversión requiere máxima atención. Se debe tener en cuenta aspectos como el objetivo, el horizonte temporal, el perfil de riesgo, la edad, la situación del mercado, la clase de activos que se van a elegir y las comisiones. Además, requieren una actualización periódica. Si no dominas la materia lo mejor es recurrir a un gestor.

La CNMV y el Banco de España matizan que “la posibilidad de mantener una cartera bien diversificada estará condicionada por la capacidad económica. No todo el mundo dispone del dinero suficiente para invertir en muchos títulos. Pero aunque sólo pueda adquirir dos o tres productos, hay que procurar que exista cierta diversificación entre ellos”. Para el pequeño inversor, los fondos son “un instrumento cómodo y eficaz para diversificar a todos los niveles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *