Ahorro y Futuro

¿Qué es el Pacto de Toledo?

2 febrero, 2017
¿Qué es el Pacto de Toledo?

El Pacto de Toledo tiene sus orígenes en un documento aprobado por el Pleno del Congreso en 1995  y que analizaba los problemas estructurales del sistema de Seguridad Social y las principales reformas que debían acometerse. Posteriormente se creó una Comisión parlamentaria para su seguimiento.

Por entonces la Seguridad Social estaba en números rojos y se quería asegurar la viabilidad y el futuro del Sistema. De ahí que la aprobación por casi unanimidad del Pacto de Toledo –debe su nombre al lugar en el que se consensuó el documento- en 1995 y su ratificación por parte de los agentes sociales significó un firme compromiso de todos con el sistema público de pensiones de la Seguridad Social.

El Congreso de los Diputados aprobó en 1995 el Pacto de Toledo con 268 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones

En concreto se hacían 15 recomendaciones con el objetivo de reducir de forma gradual las cargas sociales y hacer así viable el sistema. Una de sus decisiones más claras fue la separación de las fuentes de financiación. Es decir, que las pensiones contributivas se abonaran con las cotizaciones sociales que pagan las empresas y los trabajadores, y las no contributivas se financiaran a través de los Presupuestos Generales del Estado, lo que ya hoy es un hecho.

También en el seno del Pacto de Toledo se decidió la creación del Fondo de Reserva, la ya famosa hucha de las pensiones cuyos fondos han servido para afrontar las extras de los pensionistas en los últimos años.

Otras medidas se referían a la edad de jubilación –hay un calendario previsto para que en 2027 nos jubilemos a los 67 años- o el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones.

Pero no solo se habló de pensiones públicas. También se decidió potenciar el ahorro privado, es decir la previsión social complementaria, mejorando los incentivos fiscales.

El Congreso de los Diputados aprobó en 1995 el Pacto de Toledo con 268 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones. Posteriormente se ha revisado en otras dos ocasiones con menores consensos, introduciendo nuevas recomendaciones referentes a  las  nuevas formas de trabajo y desarrollo profesional, mujer y protección social, dependencia, discapacidad e inmigración y se han acometido varios cambios normativos en la Seguridad Social. ¿Habrá un buen nivel de consenso en la próxima reforma prevista para este año?


Las 15 primeras recomendaciones del Pacto de Toledo (1995)

  1. Separación y clarificación de las fuentes de financiación

  2. Constitución de reservas

  3. Mejoras de las bases

  4. Financiación de los regímenes especiales

  5. Mejora de los mecanismos de recaudación

  6. Simplificación e integración de régimen especiales

  7. Integración de la gestión

  8. Evolución de las cotizaciones

  9. Equidad y contributividad del sistema

  10. Edad de jubilación

  11. Mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones

  12. Reforzamiento del principio de solidaridad

  13. Mejora de la gestión

  14. Sistema complementario

  15. Análisis y seguimiento de la evolución del sistema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *