Ahorro y Futuro

¿Qué es el ‘benchmark’ de un fondo de inversión?

1 marzo, 2019
¿Qué es el 'benchmark' de un fondo de inversión?

La palabra benchmark proviene del inglés y significa ‘punto de referencia’ o ‘parámetro’.  Ahora bien, llevado al mundo de la economía este término toma una mayor relevancia por ser un indicador financiero utilizado como herramienta de comparación para evaluar el rendimiento de una inversión. 

De cara al gestor, el benchmark le ayuda a definir el destino de la inversión, marcándole unas instrucciones claras de en qué mercados y tipos de activos puede invertir. Desde el punto de vista del inversor, sirve para comparar y evaluar los desempeños actuales e históricos del fondo en el que tiene posiciones, permitiéndole identificar fácilmente los riesgos. 

Ayuda a definir el destino de la inversión, marcando al gestor unas instrucciones claras de en qué mercados y tipos de activos puede invertir

Por ejemplo, si el fondo en el que hemos invertido toma posiciones en renta variable europea se puede utilizar como benchmark un índice bursátil como el Euro Stoxx 50, que incluye a las cincuenta compañías más importantes por capitalización bursátil, incluyendo empresas de España, Francia, Alemania, Bélgica, Irlanda, Italia y Holanda. 

De este modo el inversor puede vigilar si su fondo ha obtenido más rentabilidad que su índice de referencia gracias a la habilidad de su gestor, o si por el contrario le hubiera salido más rentable invertir directamente en el benchmark, es decir en el caso del ejemplo en el Euro Stoxx 50, logrando además reducir los costes de gestión a través de un ETF o un fondo indexado.

Cada fondo o sociedad de inversión se basa en un benchmark distinto, dependiendo de qué índice se ajusta mejor a sus objetivos. Hay muchos pero entre los más utilizados se encuentran los índices generales, como el Euro Stoxx 50 o el Ibex 35; los de retorno absoluto, marcando por ejemplo una rentabilidad anual; los basados en retornos del pasado y construidos a partir de un algoritmo que combina los diferentes estilos de inversión que reflejan las inversiones pasadas de un fondo; o los basados en factores o modelos, entre otros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *