Ahorro y Futuro

¿Qué es el apalancamiento?

9 octubre, 2018
Apalancamiento

El término apalancamiento financiero se utiliza a menudo y, sin embargo, es común que no se acabe de comprender su significado. El primer paso es saber que su empleo hace referencia a utilizar el endeudamiento para financiar cualquier tipo de operación financiera.

Cuando empleamos el apalancamiento en una operación utilizamos dinero que no es nuestro para intentar obtener una mayor rentabilidad. Las razones por las que recurrimos a dinero que no está en nuestro bolsillo pueden ser diversas: no tener suficientes fondos para llevarla a cabo o no querer incluir todo nuestro capital en dicha operación, son alguna de ellas.

Apalancarse consiste en utilizar deuda (dinero a crédito o productos apalancados) para aumentar el capital disponible para invertir

Pongamos un ejemplo de una operación apalancada para intentar entenderlo mejor:

Supongamos que tenemos 5.000 euros ahorrados  y queremos invertir en acciones de una empresa. Elegimos una compañía cuyo valor por acción es de medio euro y adquirimos con nuestro dinero 10.000 acciones. Al cabo del tiempo. Las acciones de la compañía suben a un euro, vendemos y obtenemos 10.000 euros, es decir con nuestra operación habremos ganado 5.000 euros, o lo que es lo mismo habremos obtenido una rentabilidad del 50%.

Ahora imaginemos que decidimos realizar la operación a través del apalancamiento, es decir pidiendo dinero prestado. Si hubiésemos pedido al banco un crédito de otros 5.000 euros, podríamos haber comprado 20.000 acciones, lo que nos habría hecho obtener 20.000 euros al cabo del tiempo. Con ese dinero habríamos pagado los 5.000 euros del crédito, más 500 euros en concepto de intereses y aun así habríamos ganado 9.500 euros (sin contar nuestros 5.000 iniciales).

Pero ¡cuidado!, porque el apalancamiento lleva sus riesgos y si  las acciones en lugar de subir a un euro hubiesen bajado a 0,25 euros tendríamos que hacer frente a la pérdida de nuestros ahorros y al crédito solicitado.

El apalancamiento financiero se calcula dividiendo la proporción entre el capital propio y el prestado. En el ejemplo anterior habríamos hecho una inversión de 10.000 euros, la mitad de capital propio y la otra mitad financiado. Por lo tanto se calcularía dividiendo 10.000/5.000 = 2. En este caso, el grado de apalancamiento sería de 1:2, es decir por cada euro empleado de nuestros ahorros, habríamos invertido dos euros en la operación, y nos habríamos endeudado otro euro.

Además de mediante la deuda, el apalancamiento financiero se puede conseguir a través de muchos instrumentos financieros como los CFDs o los futuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *