Ahorro y Futuro

¿Para qué sirve un Robo Advisor?

21 junio, 2018
¿Para qué sirve un Robo Advisor?

Si los robots ya se encargan de realizar la vendimia, dispensar los medicamentos en una farmacia, preparar tu cóctel favorito, desactivar bombas o registrar a los clientes en la recepción… ¿por qué no gestionar también nuestras inversiones? Un Robo Advisor puede ser un asesor o un gestor digital automatizado, capaz de ofrecer a los inversores alternativas de inversión generalmente con menor coste.

Los Robo Advisors son servicios online de asesoramiento o gestión de carteras de inversión, que valiéndose de una serie de algoritmos informáticos toman decisiones de inversiones sin la necesidad de que intervenga un ser humano. Estos robots se encargar de seleccionar los activos más adecuados en función del perfil de cada cliente para posteriormente ir gestionando las posiciones en función de la situación del mercado.

Basados en algoritmos, los Robo Advisor gestionan las carteras de sus clientes en función de la situación del mercado sin necesidad de un ser humano

Para poder invertir a través de un Robo Advisor, lo primero que tendrás que hacer es asegurarte de que la entidad cumple con todos los requisitos legales para prestar servicios de inversión, ya sea una gestora, una sociedad de valores o una EAFI. Una característica en la que deberás fijarte es si cumple con autorización necesaria para ejecutar las órdenes de compra y venta en tu nombre, ya que de este modo evitarás utilizar un servicio externo a la hora de invertir.

Toda relación entre un gestor robotizado y un cliente comienza, al igual que con los gestores humanos, con un asesoramiento. En este caso deberás contestar, lo más fielmente, a un test en el que te preguntarán por cuestiones personales como tu edad o tu nivel de ingresos. Además deberás responder a aspectos más subjetivos como tu aversión al riesgo o los objetivos que quieres alcanzar. Recuerda que para hacerlo siempre puedes utilizar nuestro simulador de perfiles.

Y no olvides avisar a tu robot si tus objetivos de inversión o tu situación personal cambia, ya que será la única forma de que además de tomar decisiones sobre tu cartera basándose en las condiciones del mercado, también lo haga dependiendo de tus circunstancias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *