Ahorro y Futuro

Órdenes de mercado: aprende a operar en Bolsa

22 mayo, 2019
Operadores de Bolsa toman decisiones

Cuando operamos en Bolsa es esencial que conozcamos las principales órdenes de mercado, es decir aquellas instrucciones que podemos enviar para abrir o cerrar nuestras posiciones. En función de si queremos que la acción se ejecute de forma inmediata o de si queremos esperar a que el activo llegue a un determinado precio existen diferentes tipos de órdenes de mercado. Estas son algunas de ellas. 

Orden a mercado: se lanza la orden de compra o de venta sin especificar el precio al que queremos hacerlo. Uno de sus inconvenientes es que si no hay suficientes títulos para realizar la operación en primera posición, se cursará la orden con los siguientes mejores precio. Hay que tener en cuenta que cada tramo al que se ejecuta la orden supone una comisión por lo que nuestra operación se encarecería.

Ejemplo: queremos comprar 1000 acciones de Inditex y emitimos una orden a mercado. La orden se cruza con las mejores posiciones de venta y podrían ocurrir dos cosas. Que hubiese suficientes títulos a 25,05 para ejecutar nuestra orden o que no. En caso negativo, supongamos que hay 300 acciones a 25,05, por lo que se comprarían esas 300. La segunda mejor posición es a 25,06 y hay 600 títulos que también se comprarían. Pero para cubrir nuestra petición de 1000 acciones deberíamos ir a una tercera posición en la que las acciones valdrían 25,07. En este caso pagaríamos comisiones tres veces. 

Piensa bien el tipo de operación que te conviene porque corres el riesgo de pagar la comisión más de una vez

Orden por lo mejor: se lanza al mercado sin especificar el precio al que queremos comprar o vender, pero a diferencia de la orden de mercado solo se adquieren al mejor precio, por lo que si marcamos la validez a un solo día el precio sería el mismo y pagaríamos solo una comisión

Ejemplo: si como en el segundo caso del ejemplo anterior nuestra orden de compra no queda satisfecha a la primera, quedaremos a la espera de que la acción vuelva a tener un precio de 25,05 euros. Si no vuelve a haber títulos a ese precio en el tiempo que dure la orden, solo tendremos los que se hayan comprado hasta ese momento.

Orden limitada:Antes de lanzar la orden fijamos un precio de compra o de venta, por lo que si el valor no alcanza ese precio y expira el tiempo de lanzamiento, que puede ser de un día o más, la operación no se ejecutaría. 

Ejemplo: Queremos adquirir 1.000 títulos de Inditex como máximo a 25,04, expira el tiempo y solo se han situado en 25,05, por lo que no tendríamos nuevas acciones en nuestra cartera. También podría ocurrir que solo hubiese habido disponibles 600 títulos a 25,02, 200 a 25,03 y otros 200 a 25,04, y que nuestra orden se hubiera satisfecho a tres precios diferentes; que solo hubiésemos podido satisfacer parte de nuestra orden, o que si hubiera habido suficientes títulos en la primera, haber satisfecho toda a 25,02.

Orden stop:  estas órdenes de mercado utilizan cuando se espera que el precio de una cotización rompa algún soporte o resistencia. En el stop de venta, se indica el precio al que quiero vender mis acciones. Cuando llega a ese precio nuestros valores se venden, de tal modo que no seguimos perdiendo. En el stop de compra, indicamos el precio a partir del que queremos comprar acciones.

Ejemplo: compramos acciones de Inditex a 22,90 y se revalorizan hasta los 30 euros por acción, pero comienzan a perder valor. Decidimos proteger nuestro beneficio y ordenar un stop a 27 euros. Cuando el valor baje de los 27 nuestras acciones se venderán al mejor precio que se encuentren en el momento de llegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *