Ahorro y Futuro

Los millennials españoles tienen miedo

14 junio, 2016

Cuando se describe a los millennials, algunos de los adjetivos más pronunciados son impulsivos, arriesgados y digitales, y quizá en muchos aspectos de su vida así sea, pero cuando llega la hora de ahorrar e invertir su dinero pegan un giro de 180º y se vuelven cautelosos, conservadores y dejan de lado su perfil más digital para confiar en las personas.

Así lo reflejan los datos de la encuesta realizada por la gestora Legg Mason, que afirman que a pesar de cómo se conciben a estos jóvenes, cuando lo que está en juego son sus ahorros, el 70% se definen a sí mismos como “muy” conservadores o “algo” conservadores respecto a su tolerancia al riesgo. Estos datos colocan a los millennials españoles entre los europeos más conservadores, pero pese a ello en países como Reino Unido o Italia nos ganan con un 85% y un 80% respectivamente.

Y es que el miedo a la volatilidad de los mercados, la incertidumbre mundial y el riesgo de divisas les lleva a dirigir sus inversiones en un alto porcentaje al ladrillo o a activos que puedan retornar efectivo sin mucha dificultad, tales como depósitos a corto plazo o cuentas de ahorro remuneradas. Pero si hablamos de asumir riesgos y llevar su dinero fuera de España, ocho de cada diez, –un porcentaje que puede parecer alto pero que está por debajo de la media europea– eligen a tres de los cuatro BRICs: Brasil, China y Rusia, con un 28% cada uno.

Además, más de la mitad afirma que entre los factores que más tienen en cuenta a la hora de invertir se encuentran las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) sobre los tipos de interés por encima de la media de los jóvenes europeos, además de la Bolsa española y la estabilidad económica del país.

En lo que sí que ganan los jóvenes españoles es en tener en mente su jubilación.

Por encima de Europa, el 68% de ellos afirma que les preocupa cómo se presentará su futuro cuando abandonen la vida laboral, y los más previsores ya han empezado a ahorrar para este fin. Y es que casi la mitad cree que tendrán que trabajar más años que los que se tenían planteados hasta ahora, y otros muchos se ven sacrificando su calidad de vida y reduciendo sus gastos en la vejez para compensar la falta de entrada de ingresos.

Otro terreno en el que destacan es en su interés por conocer y entender los productos en los que invierten, o por lo menos, así lo afirma el 93% de los encuestados españoles frente al 73% del resto de europeos, que obtuvieron una rentabilidad media en su cartera por debajo de lo esperada, aunque alcanzó el 6,6% durante el año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *