Ahorro y Futuro

La tecnología cambiará nuestra manera de ahorrar

1 diciembre, 2016
La tecnología cambiará nuestra manera de ahorrar

Desde el teléfono móvil ya podemos consultar y mover nuestras finanzas. Hay máquinas, los robo-advisors, decidiendo por nosotros dónde invertir y en qué proporción. Los asesores chatean online con nosotros y a cualquier hora. Ya lo está haciendo, pero en el futuro la tecnología cambiará aún más nuestra manera de ahorrar.

En la era de la información pediremos a esas nuevas herramientas tecnológicas a nuestro alcance que no solo tengan en cuenta mi edad actual, fecha previsible de jubilación, objetivos económicos y perfil de riesgo, sino si tengo hijos, de qué edad, con qué expectativas de estudios y por tanto necesidades económicas.

Si gracias a las facilidades tecnológicas tomo yo las decisiones sobre mis ahorro, ¿querré seguir pagando las misma comisiones?

Habrá también que tener en cuenta si quizás tengo alguna persona más dependiendo de mi economía, cual es mi estilo de vida -¿soy austero o me gustan tirar la casa por la ventana?- y que, por ejemplo, quiero tener la libertad de variar de pronto mi capacidad de guardar dinero para el futuro. Y miles de datos más  que permitirán individualizar al máximo mis planes de ahorro. Ya no querremos ser uno más dentro de un plan de pensiones estandarizado. El ahorrador exige su propio plan y participar en su diseño y desarrollo.

Además probablemente asistiremos a una democratización de los servicios de ahorro. El estar más informados nos hará más fácil acceder a productos antes destinados solo a gente con más educación financiera o ahorros más abultados.

Además, el previsible boom de las fintech o robo-advisors aumentará la competencia y por ende abaratará los precios a pagar por los servicios. De hecho, si gracias a todas las facilidades tecnologías a mi alcance y al asesoramiento que recibo a través de esas herramientas tomo yo las decisiones sobre mis ahorro, ¿querré seguir pagando las misma comisiones?

Lo cierto es que en el sector se cree que la tecnología aún no ha desarrollado todo su potencial, y si bien ahora se ofrecen herramientas que facilitan el acceso y gestión de los productos, el futuro estará en que esas mismas aplicaciones tecnológicas sean capaces de hacer trajes a medida para cada uno de nosotros. ¿Cómo sería tu traje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *