Ahorro y Futuro

La renta fija y su fiscalidad

15 marzo, 2018
La renta fija y su fiscalidad

Los productos de renta fija, al igual que las acciones, los fondos de inversión o los planes de pensiones, están sujetos a retenciones fiscales.

En el caso de los depósitos, es decir, imposiciones a plazo fijo con los que las entidades financieras se comprometen a darnos una rentabilidad, conocida de antemano, por tener nuestro dinero alojado durante un periodo de tiempo concretado también con anterioridad, la fiscalidad es similar al del resto de los productos financieros. Es decir, pagaremos impuestos cada vez que venza el plazo acordado. Eso sí, solo deberemos pagarlos por el dinero que hayamos ganado y no por el total de lo que invirtamos.

Los intereses de los depósitos, bonos, obligaciones y letras del Tesoro están sujetos a un IRPF que responde a una escala que parte del 19% y llega hasta el 23%

Dichos intereses pasarán a formar parte de la base imponible del ahorro del IRPF, que actualmente tributan según la siguiente escala. Hasta 6.000, al 19%; entre 6.000 y 50.000 al 21%, y a partir de 50.000, al 23%. Además, conllevan una retención en cuenta, deducible de la cuota del IRPF que tengamos que pagar, del 19%.

Pongamos un ejemplo. Juan contrató el 1 de enero de 2017 un depósito de 10.000 euros a un plazo fijo de un año y a un tipo del 5% anual, ¿qué rendimiento neto ha obtenido?

Importe invertido: 10.000 euros

TAE: 5%

Fecha de vencimiento: 1 de enero de 2018

Rendimiento bruto: 500 euros

Retención: 95 euros

Rendimiento neto: 405 euros

Las Letras del Tesoro son valores de deuda pública a corto plazo que se emiten al descuento, por lo que su precio de adquisición es inferior al importe que el inversor recibirá en el momento del reembolso, y donde el inversor obtiene siempre una ganancia, previamente conocida, y que se hace efectiva una vez se produce su vencimiento. A efectos de IRPF, se consideran activos financieros y por ello deben integrarse en la renta del ahorro. Los impuestos de este tipo de productos son idénticos a los de los depósitos.

En el caso de los bonos y obligaciones, también instrumentos de renta fija, el importe de los intereses percibidos, llamado cupón, tiene la consideración de rendimiento del capital mobiliario del ejercicio en el que se obtienen las ganancias. Del mismo modo que los depósitos se aplica una retención a cuenta del IRPF de 19%. Los tramos de tributación son iguales al de las Letras y los depósitos.

2 comentarios

  1. esperanza dice:

    Mi padre murió en el 2000 estando prejubilado y mi madre murió este año. Yo he cuidado de mi madre estando encamada y dependiendo de ella pero yo no tengo derecho a ninguna subvención o pensión porque mi madre no cotizó. Ella cobraba la viudedad y yo ¿qué puedo cobrar si no tengo ingreso ningunos por haber cuidado a mi madre?. Además en la junta Andalucía consto como cuidadora y no cobro nada por haber sido su cuidadora, y le pregunto ¿qué paga o subvención puedo cobrar? Espero sus respuesta por mi desesperación ya que estoy sola y tengo que comer y asumir los pagos de luz y agua

    1. Observatorio Caser dice:

      Buenos días,

      Dependiendo de su edad, y de otros requisitos, es posible que tenga derecho a una pensión no contributiva. Le dejamos este post en el que podrá encontrar más información https://goo.gl/E3ZARH.
      En cualquier caso, no deje de ponerse en contacto con la Seguridad Social para que le den más detalles.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *