Ahorro y Futuro

Fiscalidad: así tributan los planes de pensiones

25 abril, 2017
Fiscalidad: así tributan los planes de pensiones

Entre los grandes atractivos de los planes de pensiones está su ventajosa fiscalidad en el momento de ahorrar. En plena campaña de la declaración de la renta, repasemos como desgravan cuando hacemos aportaciones y cómo tributan cuando rescatamos el dinero.

Todo el dinero que destinemos en un año a planes de pensiones o PPAs sirve para reducir la base imponible sobre la que se calcula el IRPF de ese ejercicio. Sin duda una gran ventaja fiscal.

Todo lo aportado a planes de pensiones o PPAs sirve para reducir la base imponible sobre la que se calcula el IRPF

Ya sabes que hoy en día no podemos destinar en total más de 8.000 euros anuales, o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. No obstante, ese límite está en 24.250 euros si se trata de planes de pensiones constituidos en favor de personas con discapacidad.

También existe la posibilidad de aportar al plan de pensiones del cónyuge y poder deducirse hasta 2.500 euros de la declaración del propio aportante, aunque solo se puede hacer si este no tiene rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas superiores a 8.000 euros.

En cualquier caso, las aportaciones que no puedan ser objeto de reducción por exceder los límites anteriores, podrán ser reducidas en los cinco ejercicios siguientes.

En el caso de los planes de pensiones de empleo, es decir, los promovidos por las empresas para sus trabajadores,  las aportaciones que haga la compañía se considera rendimientos del trabajo, ya que son una retribución en especie. Esas aportaciones incrementan la base imponible del IRPF de cada partícipe, sin embargo no están sujetas a retención.

En cuanto a la fiscalidad de la prestación, da igual que recibas el dinero en forma de renta periódica o de capital, se considera todo  el dinero -las aportaciones más rentabilidad que se haya logrado- como rendimientos de trabajo, que están sujetos a retención.  Estos rendimientos se incluyen en la base imponible general del beneficiario y tributan a la escala general de gravamen.

La última reforma fiscal del Gobierno puso fin a la reducción del 40% al recuperar el dinero de una sola vez, es decir, en forma de capital, la cual se aplicaba a los ingresos procedentes de las aportaciones realizadas antes del 31 de diciembre de 2006, pero se ha establecido un periodo transitorio que podría afectarte.

Te recomendamos que consultes a un asesor o a tu entidad de confianza antes de tomar la decisión de cómo rescatar tu plan de pensiones. La carga impositiva puede ser muy diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *