Ahorro y Futuro

Fijarnos objetivos, la clave para ahorrar

13 marzo, 2020
Fijarnos objetivos, la clave para ahorrar

Al igual que si queremos lograr adelgazar debemos fijarnos un objetivo de kilos previamente y planificar cómo conseguiremos bajarlos, o cuando deseamos estar más en forma y nos planteamos comer más saludable o movernos más. De la misma forma, cuando queremos comenzar ahorrar, la clave reside en fijarnos objetivos que nos ayuden a lograrlo.

Para tener éxito en nuestras finanzas personal es imprescindible fijarnos objetivos. En este sentido, antes de comenzar a ahorrar debemos tener claro para qué queremos hacerlo. Tener la meta clara nos ayudará a no desanimarnos por el camino. 

Fijarnos objetivos que de verdad nos importen nos dará la motivación necesaria para no desistir en el camino

¿Un viaje, comprar una casa, los estudios de nuestros hijos, la jubilación? Pueden ser varios o uno solo, pero si son varios debemos planificar como conseguirlos de manera independiente. Lo imprescindible es que elijas el que elijas sea realista e importante para ti porque eso te dará la motivación que necesitas y te hará no desistir.

Tras saber para qué queremos ahorrar, el siguiente paso consiste en averiguar cómo podremos lograrlo. Para ello deberás ser consciente de tu situación personal, conocer cuánto esfuerzo de ahorro requiere cada objetivo y qué porcentaje de tus ingresos puedes permitirte guardar mensualmente. Piensa si puedes recurrir a otras fuentes de ingresos. Considera también pasar del ahorro a la inversión y obtener una rentabilidad por tu capital ahorrado, a pesar de que por muy conservadora que sea tu elección siempre va a implicar un riesgo

La siguiente pregunta a la que debes dar respuestas es cuándo debes alcanzar esa meta, es decir el tiempo del que dispones para llenar la hucha lo suficiente para costear tu objetivo de ahorro.  Si el plazo es largo, trata de marcarte pequeñas metas. Por ejemplo, si necesitas ahorrar 20.000 euros para la entrada de tu futura casa y quieres lograrlo en cinco años, establece que cada año debes destinar para este cometido 4.000 euros, lo que supone que cada mes reserves 335 euros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *