Ahorro y Futuro

Diferencias entre plan de pensiones y plan de jubilación

22 enero, 2021
Diferencias entre plan de pensiones y plan de jubilación

Muchas veces confundimos palabras y equiparamos algunas que en realidad no son sinónimas. Eso ocurre cuando en vez de hablar de plan de pensiones, lo hacemos de plan de jubilación. Veamos en qué se diferencian.

Quizás los productos más conocidos sean los planes de pensiones, concebidos específicamente para ir ahorrando y tener un capital cuando llegue la jubilación. Por eso entre sus características destaca que solo se pueden cobrar en caso de llegar al retiro, pasados diez años desde su suscripción o si ocurren media docena de supuestos excepcionales de rescate.

Estos vehículos de ahorro cuentan con estrategias diferentes según el perfil del partícipe, así pueden invertir todo o nada en valores de Bolsa o, en el lado contrario, dedicar toda la inversión a renta fija ligada a Gobiernos, por definición más segura que la renta variable.

Los planes de pensiones pueden ser promovidos y comercializados tanto por bancos o cajas como por entidades aseguradoras. Estas últimas también ofrecen los Planes de Pensiones Asegurados (PPA) que añaden una garantía a las mencionadas características habituales de los planes de pensiones.

En cuanto a los planes de jubilación su primera características es que son una clase de seguro, no una inversión. Por tanto, la contratación se hace a través de una compañía de seguros o una entidad financiera autorizada para comercializarlos, igual que ocurre con cualquier otro tipo de seguro de hogar o de salud.

En los planes de jubilación es necesario hacer una aportación, ya sea a través de una única cuota o de forma periódica, y cuando llega el momento establecido en el contrato (la jubilación u otra circunstancia) se recibe el capital aportado.

¿Y qué ocurre mientras tanto? ¿Puedo rescatar el dinero cuando quiera? Sí se puede pero cumpliendo unos requisitos concretos y asumiendo una penalización.

Además de su liquidez, hay otra diferencia importante, la fiscalidad. Mientras que en los planes de pensiones individuales se puede aportar hasta 2.000 euros anuales que se deducen de la base imponible del IRPF, en el caso de los planes de jubilación, no hay desgravación fiscal. Por contra, cuando rescates tu plan de pensiones tendrás que tributar por todo el día, mientras que en el caso del plan de jubilación sólo tendrás que hacerlo por los beneficios obtenidos.

Esdecir, en un caso el beneficio es durante el periodo de aportación, mientrasque en los planes de jubilación es más ventajoso en el momento de laprestación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *