Ahorro y Futuro

Desgravación fiscal: las ventajas de ahorrar

9 noviembre, 2017
Desgravación fiscal: las ventajas de ahorrar

Ya os lo hemos contado en alguna otra ocasión, pero ahora que se acerca el final del año es buen momento para recordar las ventajas fiscales de los planes de pensiones. Si haces aportaciones antes del 31 de diciembre, tendrás derecho a desgravación en la declaración de la renta de 2018.

¿Cómo es esa desgravación? Recuerda que el dinero que aportes a tu plan de pensiones durante el ejercicio servirá para reducir tu base imponible del IRPF. Esto significa que cuando hacemos la declaración, Hacienda nos devuelve parte del dinero que hemos invertido, en función de nuestro tipo impositivo marginal.

En la declaración de la renta nos devuelve parte del dinero que hemos invertido, en función de nuestro tipo impositivo marginal.

Así, si por ejemplo has ahorrado este año 1.000 euros, y tu tipo impositivo es del 24%, ahorrarás hasta 240 euros en tu siguiente declaración de la renta. De este modo, cuando aportamos a planes, reducimos la cantidad de impuestos a los que debemos hacer frente o incluso incrementamos, si es tu caso, el importe que Hacienda debe devolvernos.

¿Puedo desgravarme todo lo aportado? No, hay un tope que es la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros como máximo, o el dinero que represente el 30% de tus rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.

Además, se contempla el caso de aportaciones para un cónyuge que no obtenga rendimientos del trabajo o que sus actividades económicas no superen los 8.000 euros. En ese supuesto el límite máximo de la reducción es de 2.500 euros.

¿Sólo desgravan los planes de pensiones? No, hay otros productos de ahorro previsión que también cuentan con esa ventaja. Es el caso de las mutualidades de previsión social, los planes de previsión asegurados (PPA), los planes de previsión social empresarial o las primas satisfechas a seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia

Este gran beneficio fiscal diferencia a los planes de pensiones de otros productos financieros como los depósitos, los fondos de inversión o la inversión directa en Bolsa o renta fija, que no tienen incentivo a la hora de ahorrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *