Ahorro y Futuro

¿La jubilación llega a los 65?

27 septiembre, 2016

Llegan los 65 y con ello se abre la puerta de la jubilación: Dejar atrás los años de vida laboral, comenzar a viajar en cualquier época, leer todos los libros pendientes, apuntarse a todas las actividades culturales que ofrece nuestra ciudad… Suena bien, ¿verdad? Sin embargo muchos deciden postergar ese retiro y seguir trabajando.

Ya hemos hablado de la jubilación activa, es decir, aquella que nos permite trabajar tras haber cumplido los 65 años y cobrar el 50% de la pensión de jubilación. A esta modalidad, creada para incentivar el atraso de la edad de jubilación, en 2015 se acogieron 25.086 personas, triplicando –casi– a los 9.094 trabajadores que escogieron esta opción en 2013. De ellos el 84% fueron autónomos.

El 84% de las jubilaciones activas de 2015 fueron de trabajadores autónomos.

Es fácil pensar en una pequeña empresario que al cumplir sus 65 años, sin desligarse del todo, decide dejar a cargo del negocio a sus hijos. Seguir cobrando un salario a la vez que el 50% de la pensión de jubilación ayuda a muchos a sobrevivir y a no bajar su nivel de vida durante sus años de retiro. Una difícil tarea, ya que la pensión media de un autónoma ronda los 750 euros al mes.

Por otro lado, y dejando de lado los que retrasan su jubilación por obligación, si los 40 son los nuevos 30 y los 50 los nuevos 40… ¿Por qué jubilarse a los 65? Muchos se sienten en plenas facultades, con ganas de seguir desarrollándose profesionalmente y de seguir aprendiendo y evolucionando al ritmo de los más jóvenes. Jubilarse a los 65 años es un derecho, pero es voluntario, y por ello es respetable que haya personas que no quieran acogerse a él. “El ocio está bien pero al final tu mente se frena y considero que tener activa nuestra mente es esencial para poder aguantar con plenas facultades todos los años que nos dan de esperanza de vida”, afirma Mariano, de 66 años de edad.

Aun con estos datos, la edad media de jubilación disminuyó en 2015 al situarse en los 64,09 años, una edad levemente inferior a los 64,14 años de 2014.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *