Ahorro y Futuro

De hoy no pasa… ¡me pongo a ahorrar ya!

31 agosto, 2017
De hoy no pasa... ¡me pongo a ahorrar ya!

El regreso de las vacaciones de verano está lleno de buenos propósitos para muchos de nosotros. Llegan las promesas para una vida mejor, pero no siempre incluimos en esas buenas intenciones una planificación financiera pensando en el futuro. No lo pienses más y decide ponerte a ahorrar ya. 

Ocurre como comentan Javier García Monedero y su hija Laila García Morcillo en su libro ‘Tu dinero hoy y mañana: “¿Por qué todo el mundo piensa que las hipotecas son para los jóvenes y las pensiones para los jubilados?’. La respuesta para ellos está en una educación financiera equivocada o deficiente, dirigida más por la inercia social que por otra cuestión.

Pero hagamos una reflexión sobre lo que añaden los autores: “Hay que tener en cuenta que con toda probabilidad la pensión [pública] que disfrutes no será mayor del 50% de tus ingresos un día antes de jubilarte”.

Es la cruda realidad. El sistema público de pensiones está abocado a un cambio: menos nacimientos y mayor esperanza de vida han obligado a introducir diversas reformas que han ampliado la edad de jubilación, y una reducción de las prestaciones.

Podemos intentar solucionar este desequilibrio. Nunca es tarde para ahorrar y planificar, aunque cuanto antes mejor. Es cierto que todo dependerá del momento elegido, tus ingresos, tus gastos cotidianos y tu edad.

Ideas que te ayudarán a que tu jubilación sea financieramente cómoda

  • Acude a un asesor si no tienes claro cómo diseñar tu plan financiero.
  • Si lo haces por tu cuenta, lo primero es crear un presupuesto, donde aparezcan los ingresos y gastos mensuales, así como los posibles extras (la vuelta al cole de los niños en esta ocasión, por ejemplo).
  • Si el resultado de tu balance resulta muy justo para el ahorro, mira de dónde puedes conseguir un pellizco; quizás en lugar de salir a cenar todos los fines de semana puedes reducirlo a la mitad.
  • Los planes de pensiones son una opción de ahorro; puedes elegir entre aportaciones periódicas o extraordinarias, tienen ventajas fiscales y puedes obtener alguna rentabilidad.
  • La elección del producto deberá responder a tu perfil: más agresivo (invirtiendo en Bolsa) cuando eres más joven y más conservador al ir cumpliendo años.

¡Ponte a ahorrar ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *