Ahorro y Futuro

¡Cuidado con los chiringuitos financieros!

24 julio, 2018
¡Cuidado con los chiringuitos financieros!

No se trata de tomar una cerveza mientras invertimos o pensamos qué hacer con nuestros ahorros. No te equivoques. Los chiringuitos financieros es algo muy serio y que puede dañar tus finanzas.

Tal y como dice la Comisión Nacional del Mercado de Valores “define de una manera informal a aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo”.  El supervisor avisa de que “son peligrosos porque en la mayoría de los casos la aparente prestación de tales servicios es solo una tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas, haciéndoles creer que están realizando una inversión de alta rentabilidad”. Y normalmente, cuando no pueden justificar las pérdidas o simplemente han cumplido objetivos desaparecen o cambian de nombre.

Actúan al margen de la ley; no están registrados ni en la CNMV ni en el Banco de España

Esa es la primera señal de alarma. En un momento como el actual donde es muy difícil obtener grandes plusvalías sin riesgos -debido a que los tipos de interés permanecen en mínimos históricos- no hay cabida para este tipo de ofertas. “No se trata de entidades más o menos solventes, o con mayores o menores habilidades en la gestión financiera. Sencillamente son estafadores”, afirma la CNMV.

Los chiringuitos financieros actúan al margen de la ley; no están registrados ni en la CNMV ni en el Banco de España. Además, no están adheridos al Fondo de Garantía de Inversiones o Depósitos; con lo cual, en caso de insolvencia se perdería todo.

A lo largo de la historia han caído en las garras de este tipo de entidades pequeños empresarios, particulares, ahorradores con cierta experiencia; etc. “Se trata de estafas muy elaboradas y con apariencia de credibilidad en las que puede caer cualquiera”, señala el organismo regulador.

¿Cómo puedes evitarlo?

  • Desconfía de las llamadas de teléfono, correos electrónicos o mensajes a través de Internet de compañías que no conozcas y que solicitan, además, datos personales.
  • Suelen ofrecer inversiones con la seguridad de que van a subir mucho en poco tiempo. Normalmente se trata de mercados o productos exóticos, complejos, con los que no se suele estar familiarizados.
  • Los trabajadores aparentan ser grandes expertos. Suelen alquilar locales de lujo y vistosos para quedar con los clientes y utilizan tecnicismos para que la potencial víctima no entienda nada y lo deje en sus manos.
  • Hacen presión para que se tome una decisión de forma inmediata y suelen ofrecer una cuenta en el extranjero para ingresar el dinero.

¿Y en caso de duda?

Pide información en la Oficina de Atención al Inversor de la CNMV. También se puede consultar a través de la página web si la entidad está registrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *