Ahorro y Futuro

Consejos para ahorrar cuando llega el frío

2 diciembre, 2020
Consejos para ahorrar cuando llega el frío

Ahorrar cuando hace frío es posible. De hecho, puede que sea el momento en el que sea más sencillo hacerlo ya que los recursos que se consumen pueden limitarse con algo de esfuerzo. Por ejemplo, controlando los gastos de calefacción, luz, incluso de alimentación.

LED

Lo normal en invierno al tener días más cortos y más nublados es que gastemos más electricidad. Las bombillas LED gastan un 80% menos de electricidad. Es cierto que resultan más caras pero con el tiempo el coste se compensará con creces porque además duran más tiempo.

Temperatura

La temperatura recomendada se encuentra entre los 19 y los 21 grados. Cada grado de más el consumo de energía aumenta un 7%. Por la noche, lo más eficiente, es apagar la calefacción o mantenerla entre los 15 y los 17 grados. Si se cumple con este consejo el camino para ahorrar en invierno estará casi hecho.

Persianas

En las horas de luz abre las persianas y cortinas de par en par que los rayos del sol calienten las estancias. Cuando empiece a oscurecer, haz lo contrario. Baja las persianas y cierra las cortinas para mantener el calor. 

Jerséis y mantas

Evita subir la temperatura de tu hogar un par de grados abrigándote con jerséis y mantas. No se trata de pasar frío pero si abrigándote puedes ahorrar unos euros a final de mes, ¿por qué no hacerlo?

Productos de temporada

Ahorrar en invierno es posible también con la alimentación. Compra productos de temporada: naranjas, kiwis, granadas, calabazas o coliflores son algunos de los alimentos disponibles en esta temporada. Consumirlos será más barato que los que no lo son. Además son opciones saludables y servirán para fortalecer el sistema inmunológico. 

Ventanas y puertas

Lo habrás escuchado más de una vez: Tener una casa bien aislada resulta esencial si se busca la eficiencia energética, y por lo tanto gastar menos en calefacción. Si tus ventanas no son adecuadas y no puedes cambiarlas recurre a burletes. Se trata de elementos de espuma, caucho o silicona que se colocan en las holguras de puertas y ventas para evitar corrientes de aire y que por muy poco dinero te permitirán ahorrar en invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *